Entrega de galardones de la segunda edición del Premio Pyme del Año. / Kamarero
Publicidad

El próximo viernes, 17 de mayo, finaliza el plazo de inscripción para la tercera edición del Premio Pyme del Año, un galardón que en esta tercera edición convocan Banco Santander, la Cámara de Comercio de España y El Adelantado de Segovia con el objetivo de reconocer la labor de las pequeñas y medianas empresas como generadoras de riqueza y creadoras de empleo en el desempeño de su labor cotidiana.

El premio está convocado en todas las provincias españolas con la participación de 42 Cámaras de Comercio territoriales y la colaboración de las principales cabeceras de prensa local.

En cada provincia se elegirá a la Pyme del Año y el jurado podrá conceder, además, cuatro accésits en las categorías de Internacionalización, Innovación y Digitalización, Formación y Empleo, y Empresa Responsable. Este último se incluye como novedad en esta tercera edición para premiar proyectos empresariales socialmente responsables.

La empresa ganadora en cada provincia concurrirá al Premio Nacional Pyme del Año 2019 que se fallará en el primer trimestre de 2020. Igualmente, los accésits que se concedan en cada provincia serán candidatos en su categoría a los Accésits Nacionales de Internacionalización, Innovación y Digitalización, Formación y Empleo, y Empresa Responsable.

Pueden concurrir al Premio Pyme del Año todas las pequeñas y medianas empresas de menos de 250 empleados y con una facturación anual inferior a los 50 millones de euros en el ejercicio 2018, y con sede social en la provincia donde vayan a presentarse.

Las empresas interesadas deberán rellenar el formulario de inscripción que encontrarán en la web de la Cámara de España, https://www.camara.es/premio-pyme-2019, y en las de las Cámaras de Comercio participantes, donde también están publicadas las bases del concurso.

El jurado valorará en sus deliberaciones méritos como la creación de empleo, con especial atención al empleo indefinido; las acciones de formación para los empleados; la actividad internacional, fijándose en la evolución de las exportaciones y la apertura a nuevos mercados; y las iniciativas de digitalización e innovación, así como los ya mencionados proyectos socialmente responsables.