UCCL recalca la “dudosa rentabilidad” de las explotaciones agropecuarias

La Unión de Campesinos de Segovia alerta de que, a pesar de buenas cosechas y producciones ganaderas, los bajos precios y los costes lastran el futuro del sector

2

Las cuentas no salen para los agricultores y ganaderos de la provincia y, aunque las cosechas y la actividad pecuaria resulten buenas, si los precios bajan y suben los costes de producción la rentabilidad de las explotaciones está llegando en muchos casos “al filo de lo imposible, por decirlo de alguna manera”, en palabras de Juan Manuel Palomares, coordinador provincial de la Unión de Campesinos (UCCL), que ayer hizo balance de 2016 en el sector pintándolo así de negro.

Acompañado de Fernando de la Fuente, miembro de la ejecutiva provincial de UCCL y responsable de Sectores Agrarias y Agricultura Ecológica, Palomares no se anduvo con medias tintas y habló en repetidas ocasiones, casi subsector por subsector, de “dudosa rentabilidad”.

A pesar de la buena cosecha de cereal en 2016 y de producciones ganaderas “buenas”, los responsables de esta organización agraria en Segovia explican que “los precios no han acompañado, si bien en algunos casos se han mantenido y en algún producto —la patata es el mejor ejemplo— han repuntado. Los costes, sin embargo: fertilizantes, gasóleo, electricidad, fitosanitarios y los problemas sanitarios en la cabaña ganadera “lastran” de forma importante la rentabilidad de muchas explotaciones agrarias, por lo que son cada vez más los que deciden abandonar y los cierres han sido significativos, por ejemplo en el bovino.