07-1kama_Muralla-Arco-San-Cebrian_KAM9346
Adarve de la Muralla de Segovia desde el Arco de San Cebrián, en la zona a intervenir. / KAMARERO
Publicidad

La Concejalía de Patrimonio Histórico y Turismo quiere ampliar el recorrido de la visita guiada histórico-artística denominada ‘Recorriendo la Muralla’ si el Ayuntamiento consigue financiación para restaurar el tramo de unos 330 metros situado junto al Hospital de la Misericordia, en el paño norte del monumento.

Como se recordará, el Ayuntamiento ha solicitado este verano una subvención dentro de la convocatoria del 1,5% cultural del Ministerio de Fomento. El proyecto tiene un presupuesto de 1.513.641 millones de euros, de los que el Gobierno central aportaría el 75%, 1.135.231 euros.

La Ley de Patrimonio Histórico establece la obligación de destinar en los contratos de obras públicas una partida de al menos el 1% a trabajos de conservación o enriquecimiento del Patrimonio Histórico Español o al fomento de la creatividad artística, con preferencia en la propia obra o en su inmediato entorno. Con el fin de dar un mayor impulso a este objetivo cultural, el Ministerio determinó en 2013 incrementar el porcentaje hasta el 1,5%.

La intervención afectaría al tramo situado entre la torre 43 y la 51, el que está en peor estado de conservación de los más de 3 kilómetros de la Muralla segoviana, de la que se conservan 80 cubos o torres.

A pesar de que los responsables municipales llevan tiempo advirtiendo de la “urgente intervención en algunos puntos” del paño norte, el consistorio no ha conseguido ayuda en las dos ocasiones anteriores en las que presentó este proyecto a la convocatoria del 1,5% cultural, en 2012 y en 2014.

Entre los principales problemas, se encuentran las grietas que han aparecido en la roca madre. También se ve muy afectada por la acción de la vegetación: hierbas, matorrales, arbustos y árboles que pueblan la ladera ocultando la Muralla y en algunos puntos incluso la colonizan.

Especialmente preocupante es la acción de los ailantos (espacie invasora de árboles procedentes de Asia) que han enraizado en la coronación de la estructura provocando desplazamientos e incluso desmoronamientos, además de contribuir a incrementar la humedad en el paño.

En la zona del aparcamiento del Hospital ya se han producido derrumbamientos, el mortero sufre una fuerte erosión, algunos sillares presentan disgregación y desprendimientos de la capa superficial. En el peto de coronación del lienzo hay baldosas y tejas cerámicas sueltas y en algunas esquinas de las torres hay piezas de los ladrillos cerámicos, además de vegetación descontrolada por el difícil acceso.

La propuesta de intervención del proyecto redactado por Patrimonio Histórico pretende proporcionar estabilidad e integridad al monumento. Se proyecta así recuperar el adarve en toda la zona con acceso desde la torre 43 (Puerta de San Cebrián). En el tramo 45-47 se excavaría para buscar el adarve y se eliminaría un antiguo gallinero que existe junto al paño.

En la zona entre el 47 y el 48 se propone ejecutar una plataforma volada con el fin de habilitar un paseo continuo que conecte con el adarve del tramo 48-51. Por último, el adarve recuperado se integraría armoniosamente en el conjunto, distinguiéndose de las partes originales.

El plazo estimado para ejecutar este proyecto es de 10 meses.

La construcción de la Muralla se remonta al siglo XI, a tiempos de la reconquista de Alfonso VI, aunque conserva restos de sistemas defensivos anteriores como el posible foso celtíbero y de fábricas islámicas. Es Monumento Histórico Artístico desde 1941 y BIC desde 1949.

Compartir