6_1marta-bus-sepulvedana
Uno de los autobuses de línea, en la Estación de Autobuses,/MARTA HERRERO
Publicidad

En apenas 15 días los Tribunales vuelven a darle la razón a La Sepulvedana por segunda vez consecutiva. Ya a mediados del pasado mes se readmitió en el proceso de adjudicación del transporte urbano de Segovia a la UTE que formó con Globalia, y ayer se notificó la adopción de las medidas cautelares que permitirán a Sepulvedana seguir desarrollando el servicio metropolitano de la línea M8.

Hace apenas unos días la JCYL decidió otorgar la realización de dicha línea a la empresa Galo Álvarez (Linecar) a partir del día 8 de agosto, y a raíz de la pérdida de la concesión de Sepulvedana de la línea Madrid-Segovia. No obstante, el TSJ de Castilla y León entiende que esta decisión no está justificada, ya que según la normativa lo “natural” y “razonable” es que la prestación del servicio se mantenga en manos de quien lo ha venido desarrollando durante años, “hasta que se proceda a su adjudicación en la forma legalmente establecida”.

Así, el Tribunal no encuentra base para que la concesión de la línea M8 cambie de manos sin mediar el pertinente proceso de adjudicación correspondiente, dando la razón a Sepulvedana.

Desde la Dirección de la empresa han mostrado su satisfacción por lo que entienden es algo lógico. “Últimamente se han tomado muchas decisiones por parte de las Administraciones Públicas, que nos han resultado, cuanto menos, muy difíciles de entender.

Por ello nos satisface que se acepte la medida cautelar que nos permita seguir desarrollando el transporte entre Segovia, La Granja y Valsaín, como también nos satisfizo el hecho de que quedase demostrado que la decisión tomada por la Mesa del Ayuntamiento de excluir a nuestra UTE del proceso de adjudicación del urbano de Segovia, no estaba justificada”.

Según palabras de su Consejera Delegada, Blanca Martín-Berrocal, “no es comprensible que, en los últimos meses, parezca haberse impuesto el interés particular por encima del interés general. Somos una empresa familiar, que lleva más de un siglo esforzándose a diario por trabajar con honradez. Una empresa marcadamente segoviana, que ha llevado el nombre de nuestra ciudad por bandera en nuestros procesos de internacionalización.

Una organización que ha demostrado tener ganas de seguir creciendo y capacidad para hacerlo. Sin embargo parece que esto no ha gustado a todos, y de ahí que en los últimos tiempos se hayan multiplicado los obstáculos que encontramos en nuestro camino”.

Para Martín-Berrocal “no es descabellado pensar que pueda existir una campaña orquestada contra La Sepulvedana. Los hechos que de forma continuada se han venido desarrollando, y las inexplicables decisiones tomadas por terceros, y que afectan directamente a nuestra Organización, nuestros trabajadores y nuestros usuarios, invitan a reflexionar sobre ello. Demasiadas coincidencias, muchas de ellas sin una base si no legal, al menos lógica, que las sustente. Pero seguiremos luchando con fuerza contra cualquier injusticia o irregularidad. Que nadie piense que esto acaba aquí”.

Compartir