12_CUADRO_VERO_Ayudas-alqui
Beneficiarios de las ayudas al alquiler otorgadas por la Junta en 2017. / FUENTE: JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN
Publicidad

Tal y como están las cosas hoy en día, acceder a una vivienda no es nada fácil. Tras la bajada del precio de los pisos durante la crisis, estos han vuelto a subir y ahora está más complicado conseguir una hipoteca. Por ello, son muchas las familias que optan por vivir en régimen de alquiler, aunque esta opción tampoco es accesible a todos, ya que hay alquileres elevados y el paro sigue afectando a demasiadas personas.

Por ello, la Junta de Castilla y León puso en marcha un plan de ayudas al alquiler y, según ha informado, durante los próximos días se completarán todas las ayudas de 2017, que beneficiarán a 11.160 personas en toda la Comunidad Autónoma. En la provincia de Segovia son 850 los perceptores de estas subvenciones, un 57 por ciento más que en 2016; y se repartirán un total de 1.068.789 euros, un 68 por ciento más, lo que supone una ayuda media de 1.257 euros para cada beneficiario.

En el total de Castilla y León, el importe de las subvenciones asciende a 14,67 millones de euros, siendo la ayuda media de 1.315 euros.

Aseguran desde la Junta que, “por segundo año consecutivo, se han atendido todas las solicitudes que han cumplido los requisitos, han acreditado su situación y completado la tramitación en la convocatoria de Ayudas al Alquiler de Vivienda 2017”. Así, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente abonará en los próximos días las ayudas a 1.945 personas que estaban en lista de espera —138 personas están en esta situación en la provincia de Segovia—, sumándose a los 9.215 beneficiarios que ya cobraron a principios de febrero.

“El balance de esta convocatoria se salda con un aumento de los beneficiarios, de la cuantía de las ayudas y de la mejora en los plazos de resolución”, afirman desde el Gobierno regional.

Según el balance realizado por la Junta, los resultados de la convocatoria de 2017 mejoran respecto a la de 2016: aumenta la cuantía de las ayudas un 44 por ciento, pasando de 10,1 millones de euros en 2016 a 14,6 millones en 2017; crece el número de beneficiarios atendidos, de 8.262 a 11.160; y se incrementa la cuantía media de las ayudas, de 1.228 euros a 1.315.

Asimismo, han mejorado los plazos de resolución, ya que en 2016 las ayudas iniciales se abonaron en febrero y marzo y la lista de espera, en junio; mientras que en la convocatoria de 2017 se pagaron las primeras ayudas a principios de febrero y los últimos beneficiarios las percibirán en mayo.
Para acceder a estas ayudas, los criterios de valoración dan preferencia a quienes tengan menos ingresos, a familias con mayor número de miembros y, en caso de empate, a aquellas con mayor número de menores de 14 años.

PROGRAMA DE VIVIENDA “El Programa de Vivienda Social en Castilla y León es fruto de los Acuerdos de la Mesa del Diálogo Social y el fomento del alquiler es el eje prioritario sobre el que se viene sustentando la política de vivienda en esta legislatura, concretado en el mantenimiento y ampliación de las convocatorias de subvenciones al alquiler, con un apoyo decidido a las personas con rentas más bajas, como se ha materializado con la resolución de las sucesivas convocatorias”, concluyen desde la Junta.

Compartir