Más de un centenar de escolares asiste, en la Plaza San Martín, al espectáculo de los mexicanos Saltimbanqui bajo un intenso sol. / Kamarero
Publicidad

Las artes escénicas de la XXXIII edición de Titirimundi han tomado ya las plazas, teatros, patios y jardines de la ciudad, para disfrute de segovianos y visitantes de todas las edades. Un año más, los títeres y los artistas a su cargo llenarán de historias, canciones, risas y reflexiones el día a día de la capital hasta el próximo domingo 19 de mayo.

La jornada inaugural no defraudó a la audiencia, principalmente infantil, que asistió a las diez primeras funciones programadas.

La sesión matutina se desarrolló entre la Plaza de San Martín, la Iglesia de San Nicolás y la Biblioteca, donde los más pequeños, acompañados de sus profesores, disfrutaron de las actuaciones de los cuentacuentos mexicanos Saltimbanqui, con su espectáculo ‘Cuentos de México’; y de las funciones escolares ‘Pelococo’ y ‘Chorpatéticos’, a cargo de Mimaia y Titiriteros de Binéfar, respectivamente.

Bajo un sol de justicia y un calor que obligó a hacer de la gorra una prenda indispensable para asistir a las representaciones al aire libre, los niños compartieron con sus compañeros una mañana distinta, alejada de las aulas, en la que también se mostraron participativos y colaboraron con sus palmas y coros a enriquecer las funciones; lo cual agradecieron también los artistas.

Ya por la tarde, y siguiendo con una programación orientada al público infantil y familiar, el patio de la Casa de Abraham Senior acogió la primera función de un clásico del Festival segoviano: el Circo de las Pulgas, de Dominique Kerignard.

En la Plaza Mayor y en la Plaza San Martín tuvieron lugar, también, dos representaciones de ‘Colgando de un hilo’, de la compañía Di Filippo Marionettes; y de los franceses Sytéme Paprika, con su universo fantasmagórico y musical ‘Kraken Orchestra’; además de una nueva actuación de Saltimbanqui en Nueva Segovia.

Los españoles Zero en Conducta inauguraron las funciones del Teatro Juan Bravo, con ‘Eh man hé!’.

Venta de entradas

Aunque apenas quedan entradas para los espectáculos de Festival –había 10.000 en taquilla– y que la venta ha ido, un año más, sobre ruedas; todavía se pueden encontrar tickets para algunas representaciónes concretas.

Aún quedan entradas para la función de esta tarde de la compañía Zero en Conducta y su espectáculo ‘Eh man hé’ en el Teatro Juan Bravo; y el domingo 19, para la obra ‘Babylon’ de la compañía holandesa Stuffed Puppet.

La lluvia preocupa

La organización del Festival está preocupada por el pronóstico del tiempo de cara al fin de semana, el cual augura lluvias en la ciudad. «Estamos todo el día mirando la previsión del tiempo y, un año más, parece que se acerca la ‘Titirinube’. En caso de que llegue la lluvia ya iremos informando de Plan B y de cómo podemos reubicar algunas de las actuaciones o reajustar los horarios. Vamos a confiar en que las aplicaciones confundan», ha dicho la directora del Festival Marián Palma.

Un contratiempo que, de confirmarse y si cabe, dolería más a la dirección de Titirimundi al haber tenido que cuadrar las fechas para no coincidir con las elecciones generales del próximo 26 de mayo: «Hemos hecho todo lo posible por no pillar las elecciones y al final vamos a pillar un resfriado».