Asistentes a la jornada sobre seguridad vial celebrada ayer en la sede de la FES. / kamarero
Asistentes a la jornada sobre seguridad vial celebrada ayer en la sede de la FES. / kamarero
Publicidad

La Asociación de Autoescuelas de Segovia celebró ayer una jornada sobre seguridad vial laboral, en la que su presidenta, Irene Herranz, subrayó la importancia de esta cuestión, ya que un tercio de los accidentes laborales mortales que se registran son ‘in itinere’ (ida y vuelta al trabajo) y en misión. La presidenta animó a las empresas que asistieron al evento celebrado en la sede de la Federación Empresarial Segoviana (FES) a invertir en la formación de sus trabajadores en seguridad vial, “ya que el número de días de baja que ocasionan los accidentes laborales de este tipo es de media unos 45, cuando en el resto de siniestros las bajas médicas rondan los 33 días, con el coste económico y social que representa para la empresa”.
“Esta jornada es para que las empresas tomen conciencia y ver qué pueden hacer, qué buenas prácticas pueden tomar, y ayudarles a la hora de tomar decisiones”, afirmó Irene Herranz.
Por su parte, el director de Formación de la Fundación de la Confederación Nacional de Autoescuelas, Roberto Ramos, que también participó en la jornada, explicó que su función es “divulgar seguridad vial”, a través de formación desde los colegios hasta las empresas, para analizar los errores más frecuentes que cometen los conductores y tratar de evitarlos. En el ámbito laboral, Ramos puso como ejemplo los problemas de los repartidores en todo tipo de vehículos, por el exceso de horas que pasan circulando, “cometiendo actuaciones en muchas ocasiones que no saben que les ponen en peligro”. A este respecto, Roberto Ramos señaló que no mantener la distancia de seguridad entre vehículos es el principal error que comenten todos los conductores. “Es una cuestión de todos, no sólo de los conductores de coches, sino también de los de moto, bicicleta,… Es un trabajo de todos en equipo, y todos tenemos deberes que cumplir”. También se refirió a otros errores como el sueño, la fatiga, las distracciones, el alcohol (principalmente en los casos de bajo consumo), y la mayor conectividad de los vehículos.
Por otro lado, la presidenta del sector de autoescuelas de Segovia puso de manifiesto ante los medios de comunicación que Segovia, al igual que otras provincias, tiene un problema actual de escasez de examinadores de carné de conducir. La presidenta del colectivo de autoescuelas de Segovia, Irene Herranz, aludió ayer también a este problema, que se ha agravado en los últimos meses con la jubilación de uno de los examinadores, quedando en la actualidad sólo tres. “Es cierto —añadió Herranz— que está previsto que se vayan incorporando otros tres examinadores en las plazas convocadas por la Dirección General de Tráfico (DGT), pero es muy probable que las plazas no se cubran hasta finales de este año o principios del que viene”. En este sentido, admitió que el colectivo está un poco “asustado” por la temporada que se acerca, el verano, cuando muchos jóvenes aprovechan el periodo vacacional para obtener el permiso de circulación. “Desde la Asociación de Autoescuelas hemos reclamado a la Jefatura de Tráfico que nos manden algún itinerante para este verano, y me han confirmado que están en ello”, concluyó.