En 2015 se eliminaron, por orden de la Junta las cerchas de la cubierta. /J.M.
En 2015 se eliminaron, por orden de la Junta las cerchas de la cubierta. /J.M.
Publicidad

El Teatro Cervantes de Segovia vuelve a la actualidad de la ciudad, después de cincos años en el limbo. El futuro de este inmueble de la calle Real de la capital aparece en la agenda del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que hoy en su visita a Segovia anunció su intención de sacar a licitación a lo largo de este año la redacción de un proyecto “adaptado” para el Teatro Cervantes, ya que el último no es válido.

Del antiguo Teatro Cervantes, que abrió el telón en 1923 y cerró sus puertas en 1984, ya como sala cinematográfica, apenas quedan sus muros exteriores. El Ministerio de Vivienda adjudicó la redacción del proyecto de rehabilitación y después el Ministerio de Fomento llegó a abrir el proceso de licitación de las obras. Incluso llegó a anunciar que el 21 de febrero de 2012 abriría las ofertas de las empresas presentadas. Es la última noticia. El proyecto del Teatro Cervantes duerme en un cajón del Ministerio de Fomento, al parecer, por carecer de asignación presupuestaria. Unos y otros se echan la culpa. Los socialistas aseguran que el Gobierno de Rajoy ha negado cualquier financiación al proyecto. Los populares sostienen, sin embargo, que, tras el cambio de Gobierno, los responsables ministeriales no pudieron licitar las obras porque nada habían reservardo para este propósito sus antecesores.

Ayer el ministro de Fomento actual habló de “voluntad de revertir la situación”. En su opinión, “es fundamental reformar el proyecto existente, lo que nos obliga a abrir un nuevo procedimiento administrativo para rehacer el proyecto”.

De hecho, Ínigo de la Serna se comprometió ayer en Segovia a iniciar los trámites para licitar la redacción del nuevo proyecto. “Comprometo los recursos de Fomento para cuando haya un proyecto licitado. Es un compromiso político y con toda la sociedad segoviana para cambiar las cosas”, afirmó el ministro.