En la sesión inicial del maratón de hacker se ha dado formación específica, se ha hecho la división de grupos y se ha explicado el sistema de rotaciones. / ALBERTO MORALA
Publicidad

Comienza el HackerFest 2019 de Segovia, que se va a celebrar a lo largo del fin de semana, del 1 al 3 de marzo, en el Campus María Zambrano de la Universidad de Valladolid en Segovia. Este primer encuentro, que nace como una experiencia colectiva donde se suman los conocimientos de los concursantes con el fin de alcanzar un objetivo común, cuenta con la participación de 16 personas. Hay once estudiantes de la Universidad de Valladolid a los que se han unido otros cinco jóvenes de la ciudad. Los participantes se han repartido en grupos de tres para afrontar la resolución de retos y es que en este maratón de hacker hay también un sano componente competitivo, con premios incluidos.

El HackerFest 2019 es una competición de desarrollo colaborativo de software o de producto en un corto periodo de tiempo, que ha sido organizado por la Universidad de Valladolid y el Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con el Parque Científico de la UVa, el Colegio Profesional de Ingenieros en Informática de Castilla y León, Cognizant Technology Solutions Spain S.L y Agile Spain.

Este hackathon está centrado en el desarrollo de nuevas ideas, servicios o aplicaciones innovadoras que ayuden a resolver problemas sociales, presentados en forma de retos. En concreto, las soluciones en las que trabajan durante todo el fin de semana los participantes están orientadas a ayudar a resolver cuatro retos de una ciudad como Segovia: retener a la población joven cualificada o con talento, la movilidad (mejorar la experiencia de las personas que se desplazan desde o hasta Segovia), las relaciones intergeneracionales (los jóvenes como facilitadores del acercamiento tecnológico a las personas mayores) y la lucha contra la violencia de género.

Los participantes recibieron ayer una sesión de introducción y formación en el campus María Zambrano y ya por la tarde empezaron las rondas de trabajo de los tríos en las instalaciones de Santa Eulalia donde pasarán el fin de semana de Carnaval, una decisión que ha sido elogiada y agradecida por los organizadores.

Las soluciones que se presenten el 4 de marzo, una vez finalizado el hackathon, se valorarán de acuerdo a los criterios de originalidad, usabilidad, porcentaje finalizado, viabilidad, capacidad resolutiva al reto planteado y presentación. El fallo del jurado se comunicará a los ganadores en un plazo no superior a un mes.