Martina y Catharina estudian Comunicación y Medios Digitales en IE. / Roberto Arribas.
Martina y Catharina estudian Comunicación y Medios Digitales en IE. / Roberto Arribas.
Publicidad

¿Por qué estudias Comunicación? La respuesta de Martina Hinojosa y Catharina Doria no admite ninguna duda, lo tienen muy claro. “Creemos en la importancia de contar historias, queremos dar voz a los que no la tienen”, afirma Martina mientras intercambia con Catharina una sonrisa cómplice.

Ambas cursan el Grado en Comunicación y Medios Digitales y acaban de regresar de Estados Unidos donde han participado en la quinta edición de la Conferencia Global de Crowdsourcing en la ciudad de Washington a través del “Programa 25 Jóvenes Exitosos Sub-25”. Gracias a una prestigiosa beca, las dos estudiantes de IE University se reunieron durante una semana con otros jóvenes procedentes de varias partes del planeta que actualmente destacan por un sólido espíritu emprendedor, unos méritos académicos sobresalientes y una personalidad y liderazgo impropios de su edad.

Martina y Catharina compartieron talleres y conferencias con speakers de reconocido prestigio procedentes de instituciones tan punteras como Harvard, el MIT o la Nasa. “Fue una experiencia muy enriquecedora, inolvidable; no solo recibimos lecciones magistrales, sino que también intercambiamos conocimientos, experiencias y proyectos con estudiantes de mucho talento de otras universidades internacionales, con distintas sensibilidades y culturas”, subrayan.

Emprendedoras Catharina Doria es brasileña, natural de São Paulo, la sexta urbe más poblada del planeta, “una ciudad que nunca duerme”, dice. Habla cuatro idiomas: alemán, portugués, inglés y español. Con tan solo quince años, ideó una aplicación para rastrear el acoso hacia las mujeres que se produce en las calles brasileñas. “Mi país es una maravilla, pero también es peligroso”, subraya para añadir que “percibí que las mujeres necesitaban una mayor seguridad y diseñé la aplicación SAIPRALÁ, que permite mapear el acoso sexual”.

A través de esta app, tan sencilla como enormemente práctica, las mujeres que han sufrido algún tipo de violencia en las calles tienen la posibilidad de indicarlo en un mapa y avisar del peligro”. “Está diseñada para Brasil, pero mi intención es crear una aplicación similar en una ciudad como Madrid”, asegura Catharina.

Martina Hinojosa también posee un espíritu emprendedor muy marcado. El año pasado fue una de las ganadoras de la sexta edición del Business Plan Challenge de IE University, una competición que premia los mejores planes de negocio ideados por los alumnos de primer curso de los campus de Segovia y Madrid.

La estudiante ecuatoriana convenció al jurado del certamen con una innovadora empresa de producción y comercialización de Açai, una baya que crece en las tierras anegadas y pantanosas de la región Amazónica de Brasil, muy popular entre los entusiastas de la salud por sus altos valores nutricionales.

Martina importa el polvo de esta fruta, muy rica en nutrientes y antioxidantes, con propiedades antienvejecimiento. Después la cocina y la combina con otros productos saludables. El resultado es un menú sorprendente con una amplia gama de productos que se pueden adquirir a través de la plataforma online “Mello” (http://www.mello.es/).

Segovia Con estos antecedentes emprendedores, Martina y Catharina parece que están llamadas a liderar proyectos importantes una vez concluyan sus estudios universitarios. En Segovia, ambas estudiantes han encontrado el ambiente ideal para centrarse en la vida universitaria y seguir desarrollando sus iniciativas.

“Procedo de una gran ciudad como Sao Paulo y llegar a una ciudad tan pequeña como Segovia fue un cambio demasiado radical, venía a un mundo diferente”, se sincera Catharina. No obstante, adora Segovia y lo que esta ofrece. “Esta ciudad me ha enseñado a conocerme a mí misma, a tener más tiempo para mí”.

Martina coincide con su compañera de clase. “Procedo de Quito, una gran capital, aquí me he adaptado perfectamente; en Segovia las distancias son abarcables, puedes ir a todos los sitios caminando, la gente es muy amable, siempre hay algo que hacer”, añade.

El año que viene, Martina y Catharina completarán sus estudios en el campus de IE University en Madrid. “Echaremos de menos esta ciudad y nuestro campus, aquí es donde nos hemos conocido y hemos hecho muchas amistades”, coinciden ambas.

El recuerdo que nunca olvidará Martina fue que vio por primera vez nevar en Segovia. “Cuando cayeron los primeros copos salí a la calle, estaba emocionada; luego cuando ves que hace mucho frío y que la nieve no se va, ya no te gusta tanto”, afirma.

En cuanto a sus futuros proyectos, Martina es una absoluta fan de todo lo que tenga que ver con comunicación y el mundo de los negocios, aunque indica que “aún no lo tengo claro, siento que tengo muchas pasiones y debo de encontrar algo que concentre todas ellas”.

Por su parte, Catharina no quiere, de momento, crear su propia empresa, sino trabajar en una multinacional que le permita visitar diferentes lugares del mundo, porque viajar es “una de mis grandes pasiones ya que me permite conocer a gente de otra culturas y, sobre todo, aprender de ellas”.

En todo caso, Segovia siempre estará en su pensamiento y en su corazón. Están convencidas de que, dentro de un tiempo, sentirán nostalgia de aquellos años universitarios que pasaron en la ciudad castellana. Aquí disfrutan de un entorno internacional donde el talento se escribe, cada día con más fuerza, en femenino.