La pequeña Jimena Monroy, con la alcaldesa, su padre y su tío, en la recepción oficial que ha tenido en el Ayuntamiento. / el adelantado
Publicidad

Educada en la solidaridad y en la necesidad de ayudar a quien lo precisa. Así se ha mostrado la pequeña Jimena Monroy, una niña de ocho años que puso en marcha las pasadas navidades una iniciativa para recaudar fondos para la Protectora de Animales de Segovia.

Hija del conocido músico y profesor Mon Monroy, Jimena decidió en sus vacaciones de Navidad sacar a la puerta de su casa una mesa, con un mantel. Colocó sobre ella algunos de sus pequeños objetos y otros de los que pensó que podría desprenderse. Algunas de sus manualidades escolares, conchas de playa decoradas, una baraja, algunos recuerdos. Y con un cartel que decía: ‘Mercadillo solidario. Recaudación para la Protectora de Animales’. Logró que muchos vecinos se sensibilizaran y se implicaran con la iniciativa. Lo que obtuvo lo entregó a la Protectora.

La Protectora agradeció este gesto en las redes sociales señalando: “Estas Navidades nos han hecho un regalo maravilloso. Jimena, con tan solo 8 añitos, ha tenido una iniciativa de verdadero amor y esperanza para con nuestros animales. No la importó el frío, ella sencillamente quería ayudar a los animales del albergue. Buscó pequeños tesoros guardados en su casa, montó un mercadillo y lo que obtuvo lo ha donado para los perros y gatos de la Protectora. ¡Muchas gracias Jimena por tu gran corazón y lección de generosidad!”
La alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, también se ha sumado a este agradecimiento y ha recibido en su despacho esta semana a la niña, domiciliada en Zamarramala, Jimena Monroy.

Personalmente la dijo que la había encantado esta iniciativa. “Se trata de un gesto infantil, pero muy ejemplarizante”, dijo la alcaldesa de la ciudad. Jimena volvió a mostrar su agradecimiento a la alcaldesa y le regaló un dibujo en el que se había pintado ella misma, a la alcaldesa, un perro y un gato, y le dijo que tiene otras muchas ideas para poder ayudar a la protectora. Luquero le animó a seguir con este tipo de iniciativas “porque crean conciencia ciudadana y porque pueden animar a otros niños a hacer cosas parecidas, siempre buenas e interesantes para todos”.

Jimena, que cursa estudios de Primaria en el CRA Los Almendros, tuvo un perro llamado ‘Suave’ que falleció hace dos años. Ahora sigue pensando en él y en la posibilidad de contar con otra mascota que cada día muestra fiel agradecimiento.