El diputado Rafael Simancas pasea junto al Acueducto con dirigentes provinciales del PSOE. / Kamarero
Publicidad

El secretario general del PSOE en el Congreso de los Diputados, Rafael Simancas, advirtió ayer durante su visita a Segovia de que votar al PP en las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo es un «obstáculo» y una «resistencia» para las políticas progresistas del Gobierno de Pedro Sánchez y para los avances del país.

En declaraciones recogidas por EFE durante su visita a la capital para mostrar su apoyo a los candidatos a las elecciones autonómicas y municipales, Simancas ha asegurado que el Gobierno impulsará leyes contra la violencia de género, la universalidad de la sanidad o a favor de una educación inclusiva y de calidad, pero si el PP pone obstáculos habrá contratiempos.

En la misma línea, ha indicado que desde el Gobierno se impulsará una ley contra la violencia de género «aplicable», pero con «dificultades» si los gobiernos autonómicos de derechas practican «listas negras» como ya hacen en Andalucía. También se ha referido a la norma que ha implantado el PSOE para combatir la explotación laboral a través de un registro obligatorio de jornada, no obstante, ha recordado que la inspección de trabajo depende de las comunidades autonómicas y si están controladas por el PP «no colaborarán» en la aplicación de la ley.

Algo similar ocurre con la gratuidad de la educación de cero a tres años que quiere impulsar Sánchez y, sin embargo, las competencias educativas las tienen las autonomías o la incorporación de la salud bucodental a la cartera básica de la sanidad pública, por lo que, ha insistido en que si no hay gobiernos regionales que colaboren «habrá un problema».