Los funcionarios fueron felicitados por los diputados y por el presidente en funciones de la Diputación. / E. A.
Publicidad

Seis funcionarios de la Diputación han ocupado de forma definitiva un puesto de trabajo de mayor responsabilidad y otro, una plaza con funciones de mayor rango de las que venía ejerciendo, merced a distintos concursos convocados en su momento por la institución provincial. Los primeros desarrollarán labores de jefatura y coordinación, mientras que la última pasará de auxiliar a administrativo.

Se trata de Belén Jiménez Luis, que será la Jefa de los Servicios Tributarios; Silvia Prieto Espiga, la nueva coordinadora del Equipo Educativo del Centro Juan Pablo II; Lara López Martín, que asume la jefatura de la sección de Psicogerontológica del Centro de Servicios Sociales La Fuencisla; María López Sobella, la del servicio de Farmacia Hospitalaria; Rafael Carlos Martínez Gómez, que se queda como Jefe del Servicio de Abogacía;  y Roberto  Santos Domínguez, que ostentará la Jefatura de la Unidad de Asuntos Sociales y Consumo. Silvia López García pasa a ocupar la plaza de Administrativo de Tramitación Procesal.

Los siete han tomado posesión de sus nuevos puestos y plaza, en uno de los últimos actos como presidente de la Diputación de Francisco Vázquez, quien ha agradecido a los trabajadores y trabajadoras su dedicación. El diputado de Administración y Personal, José Luis Sanz Merino se ha expresado en los mismos términos y ha recordado cómo la Diputación era consecuente con sus compromisos en materia de promoción laboral.

Por su parte, el vicepresidente, Miguel Ángel de Vicente, ha valorado el cariño que los trabajadores tienen con la institución, lo que redunda en un mejor trabajo para los pueblos. En la firma también se ha contado con la secretaria general de la Corporación Lourdes Merino y del Jefe de Personal Jorge Juan Martínez Acinas.

Los trabajadores y trabajadoras que han tomado posesión han estado acompañados por algunos de sus compañeros de sus respectivas secciones.