Amelia García quiere ampliar las plazas de Informática en su segundo mandato al frente de la Escuela Universitaria. / KAMARERO
Publicidad

Amelia García Garrosa ha sido reelegida directora de la Escuela de Ingeniería Informática de Segovia y ayer tomó posesión del cargo ante la secretaria general de la Universidad de Valladolid, Helena Castán; el rector  Antonio Largo Cabrerizo; y el vicerrector del campus María Zambrano, Agustín García Matilla.

La reelección, que da paso al segundo mandato de García Garrosa, se ha producido por acuerdo unánime de la junta de la Escuela, un hecho que fue elogiado por el rector ya que “pone de manifiesto que ha realizado una buena gestión y ha concitado el apoyo mayoritario de su centro”, manifestaba ayer  Antonio Largo Cabrerizo en el ágora del campus segoviano donde tuvo lugar la ceremonia.

En su discurso de toma de posesión, Amelia García ha asegurado que los logros de los últimos cuatro años han sido el resultado del trabajo y la dedicación de todos los que han estado a su lado y piensa seguir trabajando en equipo con Fernando Díaz, (subdirector del centro), y Miguel Ángel Martínez, (secretario académico) y todo aquel que aporte “sugerencias y críticas” hechas con “buena voluntad y espíritu constructivo”.   Amelia García ha avanzado que uno de los propósitos prioritarios que el equipo que lidera tiene para esta nueva etapa es ampliar la oferta de plazas de la Escuela de Informática y “hacer crecer a un centro que tiene mucho potencial y demanda”. Para ello ya han solicitado una modificación del plan de estudios, apoyados en el aumento de alumnos que han tenido en los últimos cursos, en la demanda y buena acogida que sus egresados tienen en el mundo laboral.

“Me enorgullece decir que el grado de empleabilidad de nuestros titulados es muy elevado” manifestaba la directora de la Escuela de Informática y poco después el rector apuntaba que además logran una “empleabilidad de calidad”.

García Garrosa también quiere fortalecer el programa conjunto en Matemáticas e Ingeniería Informática de Servicios y Aplicaciones, que “está dando excelentes frutos” y se comprometió a seguir trabajando para conseguir dotar por completo los nuevos laboratorios del centro en la segunda fase, aulas de suficiente capacidad para cubrir las necesidades de espacio que tienen y una plaza de operador informático en exclusividad para la Escuela.