4_1nerea-muces
David Pinillos, Lucía Jiménez y Luis Callejo, antes de comenzar la Gala del Cine, charlaron sobre sus proyectos actuales y futuros y plantearon la posibilidad de trabajar juntos. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Llegó el día. Segovia se vistió de gala para disfrutar de la fiesta grande del séptimo arte, de la noche más esperada de su Muestra de Cine Europeo, que este año se celebraba en el ágora del campus María Zambrano.

El foco central en esta ocasión era más segoviano que nunca. MUCES reconocía —y reunía por primera vez— a los tres mayores representantes del cine y la televisión de Segovia: los actores Luis Callejo y Lucía Jiménez y el director David Pinillos; además de abrir sus puertas a la gran cineasta polaca Agnieszka Holland, merecida ganadora del As de Segovia.

La gala fue presentada por la actriz y humorista Llum Barrera, que derrochó gracia hasta para salvar los pequeños imprevistos que siempre suceden, como llamar a Holland al escenario antes de tiempo y recoger una letra desprendida del premio de Luis Callejo.
Uno por uno, los homenajeados fueron recogiendo sus galardones, momento que aprovecharon también para reivindicar mayor apoyo institucional al cine y, por qué no, un proyecto conjunto para los tres segovianos en la propia ciudad de Segovia.

David Pinillos abrió la tanda de homenajeados, reconociendo que “me hace mucha ilusión por muchos motivos, por estar aquí los tres juntos, que nos conocemos desde hace muchos años, cuando hacíamos teatro en el taller…” y “porque siempre hablamos de segovianidad y yo siento orgullo de que la gente en Segovia se sienta orgullosa del trabajo que hacemos”.

La actriz y cantante Lucía Jiménez también se expresó en este sentido, afirmando “lo feliz que estoy de estar aquí, los tres juntos”. Agradeció además al director de MUCES, Eliseo de Pablos, “este festival tan bueno y tan valiente, que es un lujo, con esas películas que trae, que supone mucho trabajo pero merece la pena”.

Y, sobre todo, se mostró muy agradecida con su madre “por ser un ejemplo, por ser como eres, tan inspiradora y tan valiente, y por apoyarme siempre en este viaje, porque yo con 4 años ya soñaba con ser actriz”.

Asimismo, reivindicó una mayor unión entre los profesionales de Castilla y León, como pasa en otras comunidades, para que se hagan más proyectos aquí, y sobre todo mayor apoyo institucional, porque “hacer una película es un milagro, pero solo hace falta talento y un poco de dinero”.

Luis Callejo le tomó el relevo y reconoció que “no he rodado nunca en Segovia y soy un envidioso… así que no voy a parar hasta que no ruede en Segovia y voy a intentar que se hagan más cosas aquí”, porque esta ciudad, añadió, “siempre ha sido muy especial, está muy habitada, tiene mucha vida”.

La alcaldesa, Clara Luquero, aprovechó la entrega de uno de los premios para afirmar que “en esta gala a lo mejor no hay tanto glamour como en otras, pero hay cariño a espuertas y Segovia tiene calidad y talento para exportar”.

La fiesta terminó con Agnieszka Holland ovacionada sobre el escenario, con su As de Segovia en las manos, orgullosa por un reconocimiento más a su increíble trayectoria.

Tras el acto oficial, todos los asistentes pudieron disfrutar de un cóctel en el ágora del campus, de la música de Luisa Pérez y Gaspar Payá y, sobre todo, de la sensación de ‘segovianidad’ que esta noche lo inundaba todo.