Segovia sale a la calle para protestar contra el acuerdo de los refugiados

Fuerzas políticas, sindicales y sociales se concentran en el Azoguejo para rechazar el convenio alcanzado por la Unión Europea y Turquía, que califican de “vergonzoso”.

1

La Unión Europea y Turquía cerraron el pasado 8 de marzo un principio de acuerdo que contempla la deportación al país turco de “todos los inmigrantes”, incluidos los demandantes de asilo sirios, que lleguen a la UE a través de este país, a cambio de que los Estados miembro reubiquen en países de la UE a un número equivalente de refugiados asentados ya en Turquía y de 6.000 millones de euros, visados para los ciudadanos turcos y la reconsideración de los obstáculos que impiden el ingreso de Turquía en la Unión Europea.

Este acuerdo despertó desde el primer momento un rechazo en todas las organizaciones humanitarias y, desde entonces, partidos políticos, sindicatos, organizaciones y asociaciones de toda índole han mostrado su desacuerdo. Incluso ayer, el Ministerio de Exteriores en funciones y los grupos con representación parlamentaria alcanzaron un acuerdo para que España defienda hoy una posición fuerte en el Consejo Europeo, según el cual Mariano Rajoy, presidente en funciones, rechazará las expulsiones colectivas de refugiados y defenderá que se abran vías legales de acceso a suelo comunitario, como por ejemplo visados humanitarios.

También desde el principio, los ciudadanos de a pie mostraron su rechazo al preacuerdo alcanzado con Turquía y muchas fueron las ciudades españolas que se lanzaron ayer a la calle para mostrar su desacuerdo con esta política. Segovia también se volcó y más de un centenar de personas participó en la concentración que tuvo lugar en el Azoguejo, convocada por la Plataforma Unitaria contra la Crisis – Cumbre Social de Segovia, para quien dicho acuerdo sólo puede ser calificado de “vergonzoso”.

A los pies del Acueducto, arropados por tres pancartas en las que podía leerse ‘Segovia Ciudad de Refugio’, junto al hastag #refugeeswelcome, ‘¡Exigimos a Europa que reciba a los refugiados con dignidad’ y ‘Otra vez, No a la Guerra, en mi nombre No’, los responsables de Cumbre Social leyeron un comunicado en el que se ponía de manifiesto “nuestra rabia e indignación por el vergonzoso acuerdo” y se preguntaban, “preocupados y temerosos, si esta es la Europa que espera a las próximas generaciones. Una Europa que pretendía ser construida sobre la cohesión y la solidaridad ha dado paso a una Europa de los mercaderes, gestionada por agentes que no responden a la voluntad de sus ciudadanos”.