Segovia confía que el campus público sea uno de los motores de desarrollo económico

Los empresarios aseguran que las facultades de la Universidad de Valladolid en Segovia pueden servir como polo de atracción para negocios, así como generar canales de asesoramiento y colaboración con las empresas de la provincia.

1

Los empresarios y los ciudadanos expresan su confianza en que el desarrollo del nuevo campus público de la Universidad de Valladolid sea uno de los motores del despegue económico de la provincia a medio plazo, según los datos de la encuesta trimestral realizada por el Observatorio Socioeconómico de Segovia.

El informe fue presentado ayer por el coordinador de esta institución, Luis Miguel Delgado que en esta ocasión recoge las opiniones de los ciudadanos de Segovia y del tejido empresarial segoviano sobre el impacto económico y social que tendrá el nuevo campus público unificado en el edificio construido sobre el antiguo solar del acuartelamiento «Alto de los Leones de Castilla».

Conforme a estos datos, las 110 empresas que han respondido a la encuesta- 60 de la capital y 50 de la provincia- no dudan en consideran «muy relevante» esta infraestructura educativa en un 72,7 por ciento de los casos, mientras que apenas el 3,6 de los encuestados señalan la, en su opinión, escasa o nula relevancia del campus público.

La generación de ingresos en la localidad y la posibilidad de atracción de negocios y asesoría para empresas ya existentes son las dos consecuencias más importantes que acarreará el campus público en la provincia en opinión de los empresarios, que valoran el hecho de que todos los estudios universitarios se concentren en un único edificio.

Entre los ingresos que generará la actividad universitaria, los empresarios señalan el movimiento en el mercado de alquileres de viviendas, los gastos corrientes de la vida de los alumnos y profesores del centro, así como tros de índole menor como las visitas de familiares.

Otras de las ventajas que valoran los empresarios es la mejora del capital humano en la provincia, la capacidad de atraer y retener estudiantes -esta última directamente vinculada con la oferta formativa de la universidad- y la aportación a la programación cultural de la provincia, todas ellas en porcentajes sensiblemente inferiores a los puramente económicos.

Los ciudadanos, a través de las 350 encuestas realizadas por el Observatorio Económico de Segovia, coinciden casi en su totalidad con las opiniones empresariales, siendo más optimistas en cuanto a la relevancia del campus público y mucho más unánimes en la necesidad de un único edificio universitario.

Los segovianos consideran en un porcentaje superior al 73 por ciento la relevancia del campus de la UVa en Segovia, aunque de este porcentaje solamente el 26 por ciento lo sitúa en el nivel máximo de importancia.

En las encuestas realizadas en la provincia el porcentaje de quienes consideran importante la universidad pública se eleva hasta el 79 por ciento, lo que supera las cifras registradas en la capital.

Del mismo modo, dan mucha importancia al hecho de que Segovia cuente con un campus unificado en un solo edificio, opinión que es refrendada por más del 74 por ciento de los encuestados; y se da la circunstancia de que el siete por ciento asegura que no es necesaria esta infraestructura.

LOS MÁS CONOCIDOS

Una de las peculiaridades de la encuesta del Observatorio Socioeconómico se centra en el grado de conocimeinto de las distintas ubicaciones que actualmente tiene el campus público repartidas por la capital para albergar sus facultades y escuelas universitarias. En este sentido, la encuesta revela que la Escuela Universitaria de Magisterio y el Palacio de Mansilla son los lugares que los segovianos identifican de forma mayoritaria con la actividad universitaria pública. En un menor nivel de conocimiento, los locales situados en las antiguas galerías comerciales de Mahonías la sede de la Escuela Universitaria de Informática en Santa Eulalia son menos conocidas, aún por encima de la sede de la “Casa de la Tierra”, que es la menos conocida por el común de los segovianos como ubicación universitaria.