nieve
La avenida del Acueducto presentaba este aspecto en la mañana de ayer. / M. GALINDO
Publicidad

Pasó la segunda gran nevada del año, pero en Segovia aún son visibles sus consecuencias: nieve acumulada en los tejados, placas de hielo, ramas rotas… Poco a poco, la ciudad va recuperando la normalidad, por lo que en la tarde de ayer el Ayuntamiento decidió desactivar el nivel cero de la Guía de Respuesta de Nevadas del Plan Territorial de Protección Civil del municipio de Segovia y mantener el nivel de alerta, lo que significa que ya no es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno para circular por Segovia.

Pero sí que se pide desde el Consistorio a los conductores que mantengan la máxima precaución y que vayan equipados con cadenas por si empeoraran las condiciones meteorológicas. Asimismo, hoy volverá de nuevo a funcionar el aparcamiento regulado (ORA).

Según explicaba la alcaldesa ayer, por la mañana las vías principales eran totalmente transitables, ya que se había estado trabajando durante todo el día y la noche del lunes; de modo que a media mañana se empezó a trabajar también en las secundarias.

Los momentos más complicados, reconoció, se dieron el lunes por la tarde, cuando algunos vehículos y autobuses urbanos comenzaron a quedarse atravesados en la calzada, lo que impedía el tránsito no solo de otros coches, sino de las máquinas quitanieves. Esto provocó retrasos en el servicio de transporte urbano, pero “no se suspendió en ningún momento”, aseguró Luquero.

Para devolver la normalidad a la ciudad, llevan trabajando desde que comenzó a caer la nieve los efectivos de la Policía Local y de los Bomberos, los funcionarios de Parques y Jardines y de Obras y Servicios y el personas de las contratas FCC, Acciona y los Jardineros de la Unidad Especial de Empleo.
Además, añadió la alcaldesa, se han puesto en marcha todos los medios materiales de los que dispone el Ayuntamiento: “Están trabajando nueve máquinas grandes (unas mixtas y otras quitanieves); más cuatro tractores en los barrios incorporados; más cinco ‘minis’ para limpiar las aceras anchas; y dos pick-up, una sobre todo en el centro porque es especial para calles estrechas”. A ello hay que sumar “cuatro máquinas autopropulsadas, que hemos adquirido para acelerar el proceso de limpieza, que las maneja un operario para limpiar más rápido las aceras”.

“Se han puesto a trabajar todos los medios, pero con un chasquido de dedos no se deja la ciudad limpia, se necesita tiempo”, concluyó.

INCIDENCIAS La jornada de ayer fue más tranquila para la Policía Local y para los Bomberos que la del lunes, pero sus efectivos no tuvieron un minuto de respiro. Aunque no hubo incidencias graves, trabajaron durante toda la jornada para ayudar a los conductores y a los peatones.

Los Bomberos realizaron más de una veintena de salidas para echar sal, quitar carámbanos de las cornisas y liberar los árboles de nieve y algunas ramas rotas. También tuvieron que acudir en más de una ocasión a la estación de autobuses, en la que se acumulaba el agua.

Ciudadanos considera “indignante” el colapso

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia, María José García Orejana, se queja de la mala gestión de esta segunda gran nevada del año. “Una vez más, a pesar de que la nevada estaba suficientemente anunciada, hemos vivido situaciones de peligro debido al colapso del Ayuntamiento de Segovia”, asevera la concejala, quien afirma sentirse “disgustada” por situaciones como la vivida a media tarde del lunes, cuando, en palabras de la edil, “la calle San Gabriel —una de las más transitadas— tuvo que ser cortada a petición de los vecinos por la peligrosidad que entrañaba su mal estado”.

“A primeras horas de la mañana [del lunes] había medios y Luquero incluso ha presumido de haber «puesto a trabajar» desde las 7.00 horas a todos los conserjes de centros educativos segovianos, pero conforme iban pasando las horas y la nevada arreciaba hemos empezado a encontrarnos con una falta significativa de efectivos”, lamenta García Orejana, quien asegura que “no nos vale que varios días después, como ocurrió en enero, nos convoquen para tratar el Plan de Nevadas porque se constata, nuevamente, que no está siendo suficientemente efectivo”.

Según la portavoz de Cs, fuentes de la Policía Local han confirmado a vecinos «verse desbordados por la situación», “lo que demuestra una vez más, la falta de previsión y organización real”, concluye.