El Acueducto es uno de los monumentos más representativos de Segovia y el Ayuntamiento quiere que se adapte su protección a la Ley de Patrimonio. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El patrimonio histórico es parte fundamental de Segovia y su protección, un cometido que tienen que compartir todas las instituciones públicas. Pero la burocracia es ardua y, en muchos casos, lenta, muy lenta. Por ello, el grupo municipal de UPyD – Centrados en Segovia, elevó al pleno una moción para instar a la Junta a finalizar con carácter urgente todos los expedientes de declaración de Bien de Interés Cultural de la ciudad.

Moción acogida de buena gana por la concejala de Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, quien recordó que “en Segovia tenemos 39 bienes inmuebles de interés cultural y de estos 39, faltan por actualizar y adaptar a la Ley de Patrimonio de Castilla y León de 2002 dieciocho bienes: el Acueducto, que tiene protección desde 1884; la torre de San Esteban; el Monasterio del Parral; la iglesia de la Vera Cruz… no están adaptados”.

Asimismo, “hay otro grupo que son los incoados sin finalizar y por tanto en riesgo de sobrepasar los plazos de la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985. Estos son nueve: la Casa del Marqués de Lozoya desde 1983; la Casa de la Tierra (1979); la Casa de las Cadenas (1982); la Casa del Sello (1977); la Antigua Estación del Ferrocarril (1982), que ni siquiera se ha publicado en el Bocyl; el instituto Mariano Quintanilla (1981); el Molino de los Señores (1983); el Ayala Berganza (1979); y el Teatro Juan Bravo (1983)”. Nueve expedientes iniciados en estas fechas que están sin finalizar, insistió De Santos.

Pero es que, además, prosiguió, “hay otro grupo de doce expedientes incoados desde 1985 y finalizados, pero que sobrepasaron el plazo marcado entonces: San Justo, Cristo del Mercado, la Casa Ayala Berganza, el Palacio Enrique Cuarto, el Seminario, Santa Eulalia, la antigua Cárcel…”.

Por todo ello, la concejala propuso ampliar la moción planteada por Centrados, que finalmente quedó así: “Instar a la Junta a finalizar y a actualizar con carácter urgente los expedientes de declaración como BIC de todos aquellos bienes situados en nuestra ciudad e incoados al amparo de la ley de 13 de mayo de 1933 —hasta aquí la petición original— y a actualizar los anteriores a esa fecha, es decir, el Acueducto, la torre de San Esteban, el monasterio del Parral y la iglesia de la Vera Cruz, que fueron declarados directamente por Orden Real o el Consejo de Ministros, o aquellos que tienen una protección tan genérica como la Muralla”.

La moción fue aprobada con los votos a favor de todos los grupos excepto el PP, cuyos concejales se abstuvieron.