barco-aquarius
En el ‘Aquarius’ hay 629 inmigrantes hacinados desde hace días. / EFE
Publicidad

La crisis de los inmigrantes rescatados por el barco ‘Aquarius’, a los que Italia negó la posibilidad de desembarcar en sus costas, ha despertado una oleada de solidaridad entre los españoles, ya que a la oferta del presidente, Pedro Sánchez, de que la nave viaje al puerto de Valencia para que los inmigrantes puedan desembarcar, se han sumado las de muchas comunidades autónomas y ciudades para acoger a los refugiados.

Segovia también se ofrece para ayudar en lo que sea necesario, según afirmó hoy la alcaldesa, Clara Luquero. “El Ayuntamiento de Segovia está en la mejor disposición para acoger inmigrantes o refugiados, porque ya en el momento clave de la crisis de los refugiados nosotros nos ofrecimos y nos reunimos con las entidades que en Segovia tienen más experiencia en la atención integral a los refugiados, que son fundamentalmente Cruz Roja y Accem, para ver de lo que disponíamos y cómo podíamos ayudar y colaborar dentro de nuestras posibilidades, las posibilidades de una ciudad pequeñita, de 52.000 habitantes. Tenemos el albergue de peregrinos, con 20 camas, tenemos el Banco de Alimentos… y estamos dispuestos a ayudar”, aseguró.

Para Luquero, “es una cuestión de humanidad”. Es más, añadió que “me parece absolutamente vergonzoso lo que ha hecho el Gobierno italiano y estoy muy orgullosa del Gobierno de España, por abrir los brazos a estas personas, me siento indignada por el tratamiento que les ha dado el Gobierno de Italia”.

De momento no ha habido contactos con el Ejecutivo central, pero “estamos en la mejor disposición, es decir, lo que corresponda o lo que haga falta, el Ayuntamiento lo va hacer para atender a las personas que lleguen. Es una cuestión de humanidad y creo que entre todas las ciudades españolas podemos perfectamente atender a estas personas y estaremos poniendo nuestro grano de arena en una crisis internacional”, añadió.

Luquero, que se califica a sí misma como una “europeísta convencida”, se mostró “encantada de empezar a trabajar y de que este país sea un ejemplo de dignidad y sea lo que tendría que ser siempre la Unión Europea, que representa esos valores de derechos, libertad, dignidad y de los seres humanos por encima de todo”.

“No deberíamos haber cerrado las puertas de nuestro continente a las personas que vienen huyendo de la pobreza, del sufrimiento y del riesgo para sus vidas. Lo creo firmemente y Segovia, dentro de sus posibilidades, está dispuesta a ayudar en lo que haga falta. Es el momento de ayudar y todos tenemos que volcarnos”, insistió la alcaldesa.

Además, recordó que “las identidades culturales son enriquecedoras para un ser humano, le dicen quién es y dónde está; pero estamos viviendo en un mundo donde la patria es la humanidad, tenemos que abrir nuestros brazos a los seres humanos, porque si no estaríamos mirando hacia el pasado y reviviendo un mundo como el del siglo XIX en el que se vivió la peor epidemia de nacionalismo que ha pasado el continente europeo. Estamos en otro mundo, las generaciones jóvenes piensan de otra manera, afortunadamente, y tenemos que abrirnos a los valores de dignidad humana por encima de todo”.

Compartir