9-01-CUADRO-EMPLEADOS
Procedimientos concursales registrados en Segovia en el segundo trimestre del ejercicio. / FUENTE: INE
Publicidad

Castilla y León registró en el segundo trimestre del ejercicio 59 deudores concursales, lo que supone un descenso del 14,4 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se contabilizaron 69 casos, según los datos compilados por el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, el número de procedimientos concursales aumentó en la provincia de Segovia, que alcanzó los cuatro casos entre abril y junio, frente a los tres del año pasado. Así, en el primer semestre del ejercicio, Segovia suma ya seis concursos de acreedores.

Por lo que respecta a los cuatro del segundo trimestre, todos ellos presentaron el concurso de manera voluntaria —de los 59 contabilizados a nivel regional, solo ocho fueron obligatorios—; se desarrollaron mediante procedimiento abreviado y no existía propuesta anticipada en ninguno de los casos.

Teniendo en cuenta la naturaleza jurídica de los deudores concursados en Segovia entre abril y junio, dos eran personas físicas sin actividad empresarial —en el mismo periodo del año anterior ninguna familia se declaró en quiebra— y los otros dos, sociedades de responsabilidad limitada, una dedicada a la edificación y promoción inmobiliaria y otra al comercio al por menor.

Ninguna de las dos empresas tenía empleados a su cargo. Y atendiendo a su volumen de negocio, una facturaba menos de 250.000 euros al año y la otra, entre 250.000 y 500.000 euros anuales, según los datos del INE.

Por antigüedad de los negocios, uno de los negocios que decretó el concurso de acreedores llevaba abierto entre 5 y 8 años y el otro, entre 13 y 16.

Aumentan las familias en quiebra. En todo el ejercicio de 2017, solo una familia se declaró en quiebra en Segovia, mientras que este año ya son dos personas físicas sin actividad empresarial que han presentado un procedimiento concursal.