10_1_internet-Rpardos
El desarrollo tecnológico de Segovia es imprescindible para dinamizar la economía. / ROCÍO PARDOS
Publicidad

Según el Observatorio de Economía Digital de Castilla y León del año 2017, Segovia se encuentra en el puesto número 5 en presencia en Internet respecto al resto de provincias de la Comunidad. El informe, que coloca a Valladolid y León como provincias mejor representadas, y a Zamora y Soria en una situación de “irrelevancia” en cuanto a presencia en Internet, es realizado cada año por el Colegio de Economistas de Valladolid y pretende dejar constancia de la importancia de la aplicación de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para el desarrollo de la actividad productiva de los diferentes sectores económicos.

“El potencial con el que contribuye la aplicación de las TIC´s en las empresas y profesionales, viene dado, en relación con la mejora en la competitividad de todos ellos” afirma Juan Carlos de Margarida, decano del Colegio de Economistas de Valladolid. “Las TIC’s, facilitan las comunicaciones, eliminan barreras, incrementan la productividad y fomentan la cooperación entre empresas, organismos y los propios empleados”.

DOMINIOS

Uno de los “termómetros” que el Observatorio emplea para calcular el grado de presencia en Internet de las empresas castellanoleonesas es el número de dominios con extensión .es. En 2017, los dominios .es que se registraron en Castilla y León fueron 67.093. Segovia ocupó el quinto puesto en número de dominios con un total de 4.089, 44 más que el año anterior, superando a Palencia, Ávila, Zamora y Soria. Valladolid y León fueron las provincias mejor representadas en Internet por dominios .es con 17.150 y 13.510, respectivamente. Por el contrario, las provincias que pasan más desapercibidas en Internet a causa de los dominios .es son Zamora, con 3.540, y Soria, con 2.103.

Otra de las variables digitales que se tiene en cuenta a la hora de medir el grado de presencia en Internet es el nivel de “sensibilización” de las empresas por la Protección de Datos y la privacidad, que se calcula mediante las inscripciones de los ficheros de datos. Esta variable no podrá estudiarse en futuros estudios debido a la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos, que hará desaparecer el registro de inscripciones de ficheros.

A cierre de 2017, Castilla y León contaba con 79.684 empresas registradas en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Además, la Comunidad Autónoma disponía de 226.853 ficheros inscritos. De nuevo, Segovia se encuentra en el ecuador del ránking de Castilla y León con 431 entidades inscritas y 1.723 ficheros registrados en la AEPD. También, la cúspide vuelve a ser ocupada porValladolid, tanto por número de empresas inscritas (16.747) como por ficheros inscritos en la Agencia Española de Protección de Datos (48.177).

LA DIGITALIZACIÓN, ELEMENTO CLAVE PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO

En la presentación de los resultados del 1º Observatorio de Economía Digital de Castilla y León, Juan Carlos de Margarida defendió que la digitalización es la herramienta clave “para rejuvenecer el medio rural, dinamizar la economía de muchos pueblos y mantener un sector agroalimentario competitivo”.

Los datos que ofrece el Observatorio reflejan que la transformación digital de las empresas de Castilla y León, especialmente de las pymes, “será esencial para hacer frente a los problemas de despoblación que sufre Castilla y León”. En los últimos años, Castilla y León ha perdido más del 4% de su población, y la media de edad se sitúa en 48 años, frente a los 43 de media en España.

En opinión de Margarida la digitalización de las empresas de Castilla y León servirá también para “mejorar la eficiencia de los procesos productivos en el medio rural”, contribuyendo así que a numerosas micro-empresas “puedan impulsar el mercado laboral y contribuir al crecimiento del PIB de la comunidad”.

Este proceso de digitalización implica un cambio en la formación tanto en los niveles básicos como en las universidades. Según ha señalado Juan Carlos de Margarida “es necesario una educación en materia digital en todos los niveles educativos”.

Compartir