5_1-feriante
Jesús Angel Lerma, portavoz de los feriantes./M.G.
Publicidad

Desde hace algunos años, los feriantes llegan a Segovia con el estigma de contar con un recinto ferial que no ofrece las mejores condiciones ni para la instalación de sus atracciones ni para la comodidad de un público que mantiene la ilusión por disfrutar de los artilugios mecánicos y las ofertas gastronómicas y de mercadillo que ofrecen.

Jesús Angel Lerma, portavoz del colectivo que trae a La Albuera a 120 profesionales recoge las quejas de sus compañeros y no duda en asegurar que en Segovia el recinto ferial “no es el que se merece esta ciudad”; aunque precisa que sigue siendo una plaza que suscita el interés de los feriantes por la buena respuesta del público hacia sus ofertas.

Con los pies sobre la tierra -nunca mejor dicho en esta ocasión- Lerma asegura que los terrenos sobre los que se asienta el recinto ferial “son los que son y así tenemos que asumirlo e intentar librar el año como se pueda”.

La falta de infraestructuras y servicios como suministro de energía eléctrica o aseos son algunas de las demandas más frecuentes de los feriantes para el recinto segoviano, lo que les obliga a emplear generadores que encarecen un poco más su presencia en la ciudad. Sobre este aspecto, el portavoz del colectivo asegura que el Ayuntamiento se ha mostrado receptivo a este problema “y tenemos alguna ayuda rebajándonos los precios del terreno, porque el gasto de los generadores es muy alto”.

Asimismo, indicó que todas las atracciones del ferial cuentan con todos los permisos en regla y con las medidas de seguridad que la legislación requiere, saliendo al paso de las dudas generadas antes de comenzar las ferias por una foto difundida en redes sociales que ponía en cuestión la estabilidad de una de las atracciones. “No podemos venir a una ciudad sin tener en cuenta todas las variables -aseguró- y contamos con todos los permisos en regla”.

Al igual que los artistas y los agricultores, los feriantes viven pendientes del tiempo, ya que el frío o la lluvia reduce sensiblemente la presencia de público en el ferial. Así, Lerma confía en que las fiestas de Segovia “tengan buen tiempo y nos respeten las tormentas, que nos han hecho mucho daño en otras plazas en las últimas semanas”.

En cuanto a los precios, los feriantes apuestan por mantener los de años anteriores con el esfuerzo que ello comporta, porque “somos conscientes de que la gente aún se está recuperando de la crisis poco a poco”. Así, los precios se mantendrán entre los 2,5 euros en las atracciones infantiles y tres euros para las de adultos, que son “los que tenemos desde hace muchos años ya en esta plaza”.

Compartir