12_4-silencio-carrera
Los padres de los alumnos del CEIP Villalpando rompieron su minuto de silencio con los aplausos. / NEREA LLORENTE
Publicidad

El fallecimiento de Laura Luelmo, la joven profesora zamorana que murió de forma violenta en El Campillo (Huelva), donde se había trasladado para dar clases en el instituto local, ha conmovido a todo el país. Desde que se dio a conocer su desaparición, cientos de profesionales y voluntarios se desplazaron hasta El Campillo para buscar cualquier rastro de la joven, cuyo cuerpo apareció el lunes, en un paraje a unos cinco kilómetros del municipio.

Los signos de violencia que presentaba el cuerpo pronto hicieron sospechar que había alguien más implicado en su muerte —de hecho, la Guardia Civil ha detenido esta mañana a un vecino de El Campillo, como presupuesto autor del asesinato de Luelmo—. Y fue precisamente este punto el que despertó el rechazo de toda la ciudadanía. En seguida se repitieron los signos de repulsa por una nueva muerte de una mujer, cuyo único ‘delito’ fue salir sola de su casa.

En la Plaza Mayor se unieron los ciudadanos para mostrar su rechazo a la violencia. / EL ADELANTADO

En Segovia también han tenido hoy lugar varios actos en los que se recordó a la joven zamorana, se enviaron las condolencias a sus padres, familiares y amigos y se mostró el rechazo a estas muertes sinsentido. La Plaza Mayor, a las doce, reunió a decenas de segovianos, así como a los representantes del Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno. Allí celebraron un triste minuto de profundo silencio que se rompió con un fuerte y cerrado aplauso en homenaje a la joven. A la misma hora, en la Delegación Territorial de Segovia se sumaban también los trabajadores a otro minuto de silencio en señal de condolencia y repulsa por la trágica muerte de la zamorana.

Los trabajadores de la Delegación Territorial de la Junta también ofrecieron un minuto de silencio. / E. A.

La comunidad universitaria del campus María Zambrano también se unió a las concentraciones y el ágora se convirtió en escenario de un emotivo recuerdo a Laura Luelmo. Incluso los más pequeños, los alumnos de diversos colegios de la ciudad, que ayer celebraban el III Carrera Escolar Navideña organizada por el CEIP Villalpando, guardaron un minuto de silencio, también roto por aplausos, para tomar conciencia del machismo criminal que tantas muertes causa y la necesidad de erradicarlo de la sociedad.

La comunidad universitaria se unió a los actos de repulsa por el asesinato de Laura Luelmo. / E. A.