8_1_vistaarea-kam
Tanta la compra como el alquiler de vivienda están en Segovia por debajo de las marcas nacionales, muy elevadas debido a los precios de Madrid y Barcelona. / KAMARERO
Publicidad

La diferencia de salarios entre trabajadores del norte y del sur de España da para hablar mucho, ya que hay diferencias en todos los sectores laborales. Esto ha propiciado muchas protestas e incluso huelgas de profesionales que entienden que por el mismo trabajo tienen que percibir el mismo sueldo, porque si no eso redundaría negativamente en su poder adquisitivo.

Pero, además de los salarios, para conocer el coste de la vida en las distintas ciudades hay que tener otros muchos aspectos en cuenta, como los precios de la vivienda o de la cesta de la compra, los impuestos o el coste de los servicios públicos.

En este fundamento se basa el último análisis del portal comparativo Kelisto.es, que sitúa a Segovia como la tercera ciudad más cara para vivir de Castilla y León y la número 33 de toda España —solo por detrás de Salamanca, que ocupa el puesto 17; y Valladolid, que está en el 25—.

En el lado contrario se encuentran Palencia, que es la ciudad más barata para vivir de todo el país; Zamora, que está en la séptima posición entre las capitales de provincia más económicas; y Ávila, Soria y León, que cierran el ‘top 10’.

Empezando por los salarios, la media en Segovia es de 25.689,12 euros anuales, por encima de la media nacional, que se queda en 24.441,42 euros. De este importe, una parte importante se destina a la vivienda y en este caso los segovianos salen ganando, ya que tanto la compra como el alquiler están por debajo del precio medio del país, que es de 144.432 euros en el primer caso y de 676 euros en el segundo. Comprar una casa ronda los 118.280 euros en Segovia capital, mientras que el alquiler es de unos 526 euros al mes.

8_2_gente-RocioPardos
Los impuestos que soportan los segovianos son más altos que la media nacional. / ROCÍO PARDOS

Sin embargo, en lo referente a los impuestos, los segovianos salen peor parados en comparación con otras capitales, ya que el Impuesto de Bienes Inmuebles supone una media de 88,96 euros a nivel nacional, pero en Segovia es un 27,38 por ciento más alto. También es más elevado, en este caso un 7,88 por ciento, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica; aunque la tasa de recogida de residuos es un 1,13 por ciento más baja.

Por lo que respecta a la cesta de la compra, otro de los apartados a los que más dinero se destina, en Segovia es un 0,93 por ciento más cara que la media nacional, que está en 4.480 euros, según el estudio de Kelisto.es.

En materia de transporte, por el contrario, los segovianos tienen unos precios más baratos que en otras capitales, tanto en el billete sencillo (-16,67 por ciento) como en el bono de autobús (-18,48 por ciento). También sale más barato coger un taxi Segovia, ya que la percepción mínima en tarifa de día es un 0,87 por ciento más baja que la media nacional, que es de 3,43 euros. Y echar gasolina es más económico aquí que en otras capitales (-2,34 por ciento).

En cuanto al ocio, también los segovianos gastan menos en las entradas de cine o en tomar una caña, ya que los precios son más bajos.

EL INFORME El análisis realizado por Kelisto.es tiene en cuenta los datos de las 50 capitales de provincia, más las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Para cada una de ellas se han examinado cifras sobre 14 productos y servicios de cinco categorías: vivienda (compra y alquiler), impuestos (IBI, impuesto de circulación y tasa de basuras), transporte público y privado (precio del billete sencillo de autobús y del bono de 10 viajes, de los taxis y de la gasolina), compra (cesta de la compra, coste de una barra de pan y de un litro de leche) y ocio (precio de una entrada de cine y de una caña). Para determinar cuáles son las localidades más caras y más baratas, se ha calculado la diferencia que hay respecto a la media nacional en todas las variables y para todas las ciudades. Estos porcentajes se han sumado y se han dividido por el número de variables analizadas en cada caso.

Compartir