9_1nerea-5G
Mercedes Fernández, Clara Luquero, Agustín García Matilla, Álvaro Sánchez y Jesús García Zamora. / NEREA LLORENTE
Publicidad

En el marco del programa Ciudades Tecnológicas 5G, desarrollado por Telefónica en Segovia y Talavera de la Reina, se presentaron dos nuevos casos de uso basados en esta tecnología avanzada de la que Segovia puede disfrutar antes que el resto de España.

De hecho, ayer se instaló en la antena de Caño Grande un nodo radio 5G y un núcleo de red completo. Todo ello se utilizará para pruebas tecnológicas y casos de uso durante el mes de noviembre, para posteriormente ampliarlo y dejarlo en la red de forma permanente a finales de marzo 2019, tal y como explicó Mercedes Fernández, gerente de Innovación de Telefónica España.

Recordó Fernández que en Segovia, además, está instalada una red 4G avanzada, “que todavía está evolucionando” y permite nuevos protocolos para el internet de las cosas o para la conectividad de vehículos a la red —como ya se vio en la ciudad, con las pruebas de conducción asistida, en las que el propio coche se comunica con la ciudad para detectar semáforos en rojo o peatones en la calzada antes de que el conductor los visualice—, etcétera.

La tecnología 5G dará un salto cualitativo, explicó Fernández, y ofrecerá mejoras como mayor ancho de banda, por lo que la velocidad de descarga será mucho mayor; menor latencia, es decir, el retardo de la red se reducirá hasta el mínimo, lo cual es muy importante para las aplicaciones en tiempo real; y se aumentará el número de dispositivos que pueden estar conectados en la misma área.

“Para aprovechar todas estas capacidades y aplicarlas a la realidad de nuestras vidas está el proyecto de Ciudades Tecnológicas 5G, pero es difícil, porque estamos siendo pioneros, anticipando en qué entornos podemos aplicar estas tecnologías”, dijo la responsable de Innovación de Telefónica.

Por ello, se realizan diferentes proyectos pilotos, como el uso aplicable a la Industria 4.0, con la monitorización en remoto del trabajo de un operario, que fue presentado ayer en el campus María Zambrano de la UVa.

9_2nerea-5G
Los nuevos casos de uso basados en el 5G se presentaron en el campus. / N. LLORENTE

Gracias a una aplicación de realidad aumentada sobre una tablet, se monitoriza en remoto el trabajo de montaje de un operario en una industria. En concreto, las imágenes del montaje se recogen a través de una cámara, se envían vía 5G a un servidor MEC (Multi-access Edge Computing) donde un sistema de analítica de vídeo las compara con el montaje esperado y devuelve indicaciones al operario sobre una app de realidad aumentada en la tablet.

En este caso se requiere una latencia mínima para poder hacer la monitorización del trabajo del operario en tiempo real por lo que la tecnología 5G es la idónea ya que permite reducir la latencia hasta llegar a un mínimo de entre uno y cinco milisegundos.