Autobus-Urbano-Nocturno
La moción de IU insiste en la posibilidad de realizar paradas intermedias y no solo las paradas oficiales. / KAMARERO
Publicidad

Con la ciudadanía especialmente sensibilizada por la violencia ejercida contra las mujeres, todos los grupos municipales mostraron su respaldo a la moción de Izquierda Unida que reclamaba que se implanten paradas nocturnas intermedias, a demanda de las usuarias puedan subir y bajar de los autobuses de la Línea Búho del transporte público urbano.

Antes será necesario realizar un estudio conjunto en el que intervengan tanto los servicios técnicos del área de Igualdad como la concesionaria del transporte público, tal y como recoge la moción que defendió el concejal Ángel Galindo, mientras que el edil de Servicios Sociales, Andrés Torquemada, apuntó también la posibilidad de incorporar las aportaciones de asociaciones de mujeres.

En su exposición de motivos Galindo relata que muchas mujeres han sentido miedo en alguna ocasión al andar solas por la calle de noche y recuerda que “muchos” se pregunta “¿qué hacía sola a esa hora?” cuando una mujer sufre violencia en la calle por la noche. Para el edil el problema es esa forma de pensar y añade que “cuando las mujeres deciden ser ‘valientes’ y volver solas por la noche a sus casas, la mayoría tiene miedo”.

Por ese motivo, y teniendo en cuenta que esta realidad ha empezado ya a reflejarse en diferentes estudios sobre transporte y movilidad realizados desde una perspectiva de género, IU incide en la necesidad de garantizar a las mujeres la sensación de seguridad en el uso y acceso a determinadas infraestructuras de transporte “a fin de no limitar su movilidad por la sensación de miedo”.

Galindo sostuvo que se atrevía a decir que hay miedo en nombre de las mujeres porque conoce personalmente a quienes lo han sentido en ocasiones y han vivido “episodios desagradables”.

Torquemada indicó por su lado que se trata de una medida que refleja los objetivos del Plan municipal de Igualdad, “porque introduce la perspectiva de género en áreas municipales”, además de recordar que ya se ha puesto en marcha en otras ciudades y “suma y aporta porque todo es poco en prevención”.

La concejala de Centrados en Segovia Esther Bermejo confesó que al leer la exposición de motivos pensó “en las situaciones en las que vas con miedo por la calle y pendiente de si te sigue alguien”.

Mejoras

La moción señala que se pueden atender y mejorar cuestiones relativas a la accesibilidad a los transportes públicos, así como en las zonas de espera, los trayectos y los recorridos del mismo, así como los desplazamientos desde las paradas o la iluminación, aspectos “fundamentales hoy en día para garantizar la libertad y la posibilidad de desarrollo personal y de acceso a estos servicios por parte de todas las personas, sin discriminación por razón de sexo”.

Habla, por ejemplo, de un buen diseño urbano que garantice la accesibilidad, el confort y la seguridad en calles y espacios públicos, como elemento para impulsar una movilidad pensada desde la perspectiva de género.

Reconoce Galindo, sin embargo, que en la red de autobuses no es factible dejar a cada una de las usuarias del búho en la puerta de su casa pero si plantear paradas intermedias o ‘a demanda’, de manera que puedan apearse en una zona más cercana a su destino, lo que reducirá la sensación de inseguridad y el riesgo de agresiones.

Entre otros aspectos plantea que se tengan en cuenta las indicaciones de los conductores de los urbanos a la hora de establecer dónde realizar paradas intermedias o a demanda.

Compartir