Carteles de viviendas en alquiler en una calle de Segovia. / Kamarero
Publicidad

En medio de la burbuja general que vive el sector de los alquileres en España, la renta por una vivienda en la capital segoviana es la más alta de entre todas las que se pagan en las capitales de provincia de la Comunidad. Una circunstancia que actúa como un debe más a la hora de considerar Segovia como un lugar atractivo en el que instalarse, en favor de otras ciudades o municipios del alfoz y la provincia.

Según los datos recogidos por ‘Idealista’ en su último informe de ‘Evolución del precio de la vivienda en alquiler’, el pago medio por metro cuadrado en una vivienda en este régimen en la ciudad es de 7,2 euros, un 4,1% más que a principios de 2018. Cantidad muy por encima de la media autonómica, situada en 6,1 euros por metro cuadrado; o de la media de la provincia, cuyos alquileres rondan los 6,3 euros el metro cuadrado.

El resto de capitales de la comunidad presentan cifras sensiblemente más bajas en la mayoría de casos. Si bien Salamanca iguala la renta por alquiler de Segovia, hace un año alquilar una vivienda en la capital charra era más caro que en Segovia, con lo que la tendencia juega en contra de los arrendatarios segovianos.

Después de Salamanca, los metros cuadrados más caros son los de Burgos, con 7,1 euros; y Valladolid, con 6,9 euros. Muy por debajo, también de la media autonómica, se sitúan los precios de los alquileres en Palencia, con 6 euros el metro cuadrado; León, con 5,9 euros; Soria, con 5,6 euros; Ávila, con 5,1; y Zamora, cuyo parque de viviendas de alquiler pasa por ser uno de los más económicos del país, con un precio de 4,9 euros por metro cuadrado.

Así, el alquiler de una vivienda media de 100 metros cuadrado en Segovia ascendería a 720 euros; mientras en Zamora sería 230 euros más barato; o en la media de Castilla y León 110 euros más económico.

En cualquier caso, el portal inmobiliario pronostica que los precios de la renta del alquiler se mantendrán estables durante todo 2019 y que incluso podrían bajar a lo largo del año. Lo hace partiendo de una encuesta realizada entre agencias inmobiliarias durante el último año, en la que «los encuestados han reflejado que sus previsiones sobre los alquileres han pasado de subidas a pensar, un 56%, que los precios se van a mantener», según concluye el informe.