07-1kama_Lluvia-Granizo_KAM4452
Un grupo de ciudadanos intenta resguardase de la lluvia, el granizo y la nieve que deja una tormenta de primavera./ KAMARERO
Publicidad

Los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) confirman el sentir generalizado de los segovianos. Este año llueve el doble y ha nevado el triple de lo habitual en la ciudad. La abundancia de precipitaciones que se suceden desde el estreno de 2018 ha permitido compensar un otoño de 2017 seco y que el año agrícola, que va de septiembre a agosto, lleve hasta el momento un superávit de casi 100 litros.

Todos los meses de enero a abril han superado los valores medios de lluvia que guarda el observatorio de la Aemet situado en los Altos de la Piedad. El valor medio o normal que se utiliza queda marcado por la actividad de las tres últimas décadas, y la referencia actual corresponde al periodo de 1981 a 2010. Curiosamente, mayo, que viene siendo el mes más húmedo del año en la ciudad de Segovia, este año se ha quedado bordeando la barrera con cuatro litros menos de lo normal. Aún así en los cinco primeros meses de 2018 han caído 408 litros cuando la media está en 209 litros. Y de momento la tendencia se mantiene ya que la lluvia se ha hecho presente en cinco de los seis primeros días de junio.

Según las mediciones hechas en la estación meteorológica de los Altos de la Piedad en enero han caído 90 litros por metros cuadrado, cuando la media de este mes es 38; en febrero 65,2 y su valor de referencia es 31; en marzo 86,8 y su indicador es 30; en abril 104,4, muy superior a su media de 44; y en mayo 62, ligeramente inferior a su promedio de 66. Cabe recordar que mayo conquistó el título de mes más húmedo del año en Segovia en la década de los años 70, reemplazando a noviembre, según los registros medios (30 años) de la Aemet.

El mes de mayo se ha caracterizado por unas temperaturas ligeramente más bajas de lo normal. La temperatura media ha sido 13 grados cuando lo normal son 14º. La máxima del mes ha sido 24º, alcanzada día 23 y la mínima ha sido 0º, el día 4.

Más de la mitad de la lluvia de todo el mes cayó entre la noche del día 24 y la madrugada del 25. El día 24 se alcanzó una intensidad máxima de lluvia de 47mm/h. La hora punta fue las 21.20h. Destaca que en el pasado mes ha habido nueve días de tormenta y en cinco se han registrado granizo.

Abril despunta por su humedad sin que llegue alcanzar récord histórico en los registros del observatorio de Los Altos de la Piedad, porque por encima de la marca de 2018, 104 litros/m2, están los 109, 3 litros del año 2012.
Este último abril ha sido cálido, con una temperatura media de 10,7º, lo que supone un grado más de lo normal. Principalmente se ha debido a que las temperaturas mínimas han sido mayores a lo que corresponde por estas fechas. A pesar de estos datos ‘altos’, hay que destacar un episodio especialmente frío. Entre los días 7 y 16 se registraron heladas y varios días de nieve y granizo. Estas temperaturas se vieron compensadas en la segunda quincena, cuando las mínimas y las máximas se mantuvieron muy por encima de de los valores normales para esta época del año.

La amenaza de Santa Catalina

El día 20 de abril se observó un nuevo descenso térmico que duró hasta final de mes y que corresponde al llamado ‘inviernillo’ que suele darse por Santa Catalina (29 de abril). Dicen en algunos pueblos que Santa Catalina manda el frío para fastidiar las cosechas a San Isidro, por despecho. El refranero advierte de que “por Santa Catalina, el frío se afina y la nieve se avecina”.

La temperatura máxima de este abril fue 25º el día 25 y la mínima -0,2º, el día 11. Las precipitaciones en forma de lluvia o nieve se han producido en la primera quincena y los días 29 y 30, respetando del 16 al 20. Hubo dos episodios de nieve: los días 10 y 11 y los días 29 y 30 con más de cinco centímetros de espesor, además de granizo y tormenta.

35 días de Nieve

La nieve ha tenido también un gran protagonismo. Desde diciembre de 2017 a abril de 2018 ha habido 35 días de nieve que es el triple del registro medio de este periodo de invierno y primavera en la ciudad de Segovia, según la información de la estación de la Aemet. Destacan febrero con 11 días blancos y marzo con 10.

La nevada más intensa, como muchos ciudadanos recuerdan, fue la que acompañó la fiesta de Reyes Magos que empezó el día 5 de enero por la noche y duró hasta el día 7. Se llegaron a alcanzar 45 centímetros de espesor. Un mes después, los días 4 y 5 febrero vino otro episodio intenso, que dejó unos 20 centímetros de nieve. La última nevada se ha vivido el 29 de abril, si bien los cinco centímetros que se posaron fueron arrastrados por la lluvia posterior.

Marzo destaca por haber sido muy ventoso. En el mes que enlaza el invierno y la primavera ha habido 19 días en los que se han superado rachas de 50km/h. Aunque el día 1 de marzo corrieron vientos de 87 km/h, la racha máxima se alcanzó el pasado 11 de diciembre y fue de 92km/h.

Respecto a los registros globales de precipitaciones en el presente año agrícola, cabe recordar que los cuatro primeros meses —de septiembre a diciembre—sumaron 85litros/m2, cuando la media se encuentra en 157 libros. Es decir, Segovia ha vivido un otoño seco en el que ha llovido 72 litros menos de lo normal, pero que ha sido recompensada con la llegada de un generoso y húmedo 2018.

Compartir