calor
Los termómetros están marcando estos días temperaturas muy elevadas en la capital segoviana. / KAMARERO
Publicidad

El calor ha llegado para quedarse. Este año ha tardado en dejarse notar, pero la primera ola de calor del año está resultando intensa en toda la península y hasta la provincia de Segovia está sufriendo las consecuencias. Hoy, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, las temperaturas bajarán mínimamente, de modo que se eliminará el riesgo amarillo decretado ayer, pero el calor seguirá siendo agobiante, con unas máximas de 34 grados centígrados en la capital, donde las mínimas se mantendrán en torno a los 18.

En general, las temperaturas vivirán hoy un ligero descenso en toda la provincia y habrá vientos del norte y noreste flojos, aumentado en intensidad por la tarde. No obstante, todavía se mantiene el episodio de altas temperaturas, cuyas mínimas continuarán siendo inusualmente elevadas.

Por ello, la Junta ha ampliado, por resolución del director general del Medio Natural, la alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales en Castilla y León hasta el martes 7. Se mantienen las mismas restricciones y medidas preventivas ya establecidas, es decir, está prohibido el uso de barbacoas y de ahumadores en la actividad apícola, así como el uso de maquinaria en el monte y franja de 400 metros de terreno rústico cuyo funcionamiento genere fuego, como sopletes, soldadores o radiales, entre otras herramientas.

La utilización de maquinaria tipo cosechadora se suspenderá en los momentos en que la temperatura sea superior a 30ºC y la velocidad del viento supere los 30 kilómetros por hora. Fuera de esas condiciones se podrá cosechar manteniendo la máxima precaución y teniendo a mano los medios de extinción y el personal suficientes para controlar los posibles incendios que se puedan originar como consecuencia de la labor.

El uso de motosierras sí está permitido siempre que se cuente con medios de extinción en esa ubicación (mochila, batefuegos o similar) y sus lugares de mantenimiento, si son en monte, se mantengan limpios de vegetación y con medios de extinción.

Asimismo, se solicita a la población que, además de extremar las medidas de prudencia, tenga la máxima precaución en sus actividades al aire libre, primando su seguridad y la del monte, y avisando a través del 112 de la existencia de posibles incendios forestales.

RECOMENDACIONES Por parte de la Subdelegación del Gobierno se aconseja, para no tener problemas de salud durante este episodio de calor, hidratarse, refrescarse y tener un cuidado especial sobre todo con las personas mayores, los niños y los enfermos.

Entre las recomendaciones lanzadas por la Subdelegación, cabe destacar las siguientes: beber agua o líquidos con frecuencia; no abusar de los líquidos con cafeína o grandes cantidades de azúcar, ya que hacen perder más líquido corporal; y aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, hay que prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

Compartir