Los descuentos navideños y las rebajas permitieron una bajada de precios en el sector textil en diciembre. / KAMARERO
Publicidad

Los precios dieron un respiro a los consumidores en el mes de diciembre, con un descenso generalizado en todo el país en comparación con el IPC de noviembre, pero aún así el año 2018 cerró con un nuevo incremento en la cesta de la compra que repercutió en el bolsillo de todos los ciudadanos, según los datos del Índice de Precios de Consumo publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Y es que el IPC descendió en Castilla y León seis décimas en diciembre respecto al mes anterior, dos décimas más que en España (-0,4 por ciento); pero en tasa interanual los precios se situaron al 1,2 por ciento tanto en la Comunidad como en el resto del país.

En la provincia de Segovia, al igual que en España y en la región, descendieron los precios en el último mes del año, en concreto seis décimas, sobre todo por la bajada de los sectores del Vestido y el Calzado (-3,5 por ciento) y del Transporte (-2,5 por ciento). Sin embargo, desde que comenzó 2018 los precios se han incrementado nueve décimas.

Los productos que más han encarecido la cesta de la compra en Segovia son: el Vestido y el calzado, cuyo índice supera ya los 113,9 puntos; la Vivienda y los combustibles (108,7) puntos; el Transporte (105,2); y las Bebidas alcohólicas y el tabaco (104,3). Los que menos se han encarecido desde 2016 —año en el que se realizó la última actualización de los productos que marcan el IPC— en la provincia son los productos del menaje del hogar, cuyo índice está en 100,2 puntos.

En 2018, los productos que más aumentaron su precio en la provincia a lo largo del año fueron: la Vivienda y los combustibles, con un incremento del 2,2 por ciento; las Comunicaciones (+2,0 por ciento); y las Bebidas alcohólicas y el tabaco (+1,6 por ciento). Por el contrario, disminuyeron su coste la Enseñanza, un -0,9 por ciento; el Menaje del hogar (-0,4%); y el Transporte (-0,2%).

Con el incremento del 0,9 por ciento en el IPC, Segovia cerró el ejercicio como la provincia de Castilla y León en la que menos aumentaron los precios en 2018, ya que en todas las demás lo hicieron por encima del 1 por ciento. Las provincias en la que más subió el coste de la cesta de la compra fueron Salamanca y Soria, un 1,5 por ciento en cada caso, según el informe del INE.