Vista general de la Plaza Mayor durante el concierto de Fangoria / Kamarero
Publicidad

La Plaza Mayor se convirtió en el centro neurálgico de las Ferias y Fiestas durante la madrugada de San Juan. Miles de segovianos se encargaron de que no cupiese un alfiler durante las horas en las que la música y la tradición se unieron en el espacio, primero con el concierto de Fangoria y después con la Hoguera de San Juan y la Orquesta Cañón.

Recuperados de la larga noche, a su vez la más corta del año, las actividades familiares amenizaron el día festivo con unos gigantes y cabezudos que, al son de la dulzaina y el tamboril, hicieron las delicias de los más pequeños. Por la noche, los títeres y el primer concierto de la Banda Sinfónica Tierra de Segovia cerraron la jornada.