Telefónica y SEAT eligieron Segovia para realizar pruebas de conducción asistida el pasado julio en el marco del programa Ciudades Tecnológicas 5G. / Nerea Llorente
Publicidad

Ensayar en la ciudad una lanzadera con vehículos automáticos entre la estación del AVE y el Acueducto, un microbús de las mismas características para el casco histórico y un proyecto de entrega de paquetería robotizada son las aspiraciones del Gobierno municipal socialista que ayer acordó sumarse como socio a un proyecto que aspira a conseguir financiación europea dentro de la convocatoria anual del programa marco Horizonte 2020.

La alcaldesa, Clara Luquero, ha explicado que la Junta de Gobierno Local ha aprobado la participación del Ayuntamiento en el proyecto SAANA (Navegación Sostenible, Aliada y Automatizada para Todos’, dentro del citado programa y para la convocatoria destinada a acciones innovadoras de desarrollo y testeo de flotas de vehículos automáticos compartidos, conectados y cooperativos en áreas urbanas para la movilidad general.

La participación en el proyecto, de conseguir ser seleccionado, conlleva un compromiso presupuestario plurianual que suma en total 206.500 euros, entre los años 2020 y 2022, aunque Luquero ha puntualizado que la subvención de la UE financia el 100% del coste, por lo que, aunque el Ayuntamiento tenga que adelantar esta cantidad, al final revierte de nuevo en sus arcas.

La regidora se muestra optimista con las posibilidades de que SAANA reciba el visto bueno de los responsables de la convocatoria europea por la implicación de multinacionales como Telefónica, Nokia, Ericsson o Ford, así como IE University, el Centro Tecnológico de Telecomunicaciones de Cataluña, una universidad finlandesa, la universidad tecnológica de Dinamarca, una fundación italiana, varios institutos de investigación suecos y colaborares de Corea del Sur o China, entre los 140 socios o partners que integran ya la iniciativa.

“Se trata de un proyecto puntero en innovación en movilidad en el que el Ayuntamiento ha querido estar porque intentamos posicionarnos en innovación y dar pasos en este sentido”, ha añadido Luquero.

Expectativas de la Comisión

El impacto esperado por la Comisión Europea con las iniciativas que se acojan a la financiación de este programa marco es el de obtener soluciones de movilidad compartida que utilicen vehículos automatizados conectados y cooperativos para contribuir a un sistema de movilidad más sostenible, inclusivo y seguro y ayudar a los residentes de una ciudad o región (especialmente aquellas personas con menor movilidad como ancianos y niños) para aumentar su movilidad y mejorar la eficiencia del transporte urbano.

Espera, además, que estas acciones propuestas ayuden a reducir el número total de vehículos de pasajeros y de mercancías por kilómetro en las ciudades, las emisiones totales de CO2 y la contaminación del aire y el consumo de energía.

Por otra parte, considera que se mejorarán las oportunidades de mercado para las pymes y nuevos participantes al abordar y desarrollar modelos de negocios intersectoriales innovadores.

También se crean oportunidades de asociación estratégica entre agencias públicas y el sector privado para desarrollar modelos de negocios sostenibles y escalables y apoyarán el despliegue acelerado de vehículos electrificados para servicios de movilidad automatizados compartidos y estrategias integradas en un sistema de movilidad inteligente y multimodal en el desarrollo urbano, incluyendo el uso del suelo en el desarrollo de sistemas inteligentes de transporte.