Se busca cartero

El Ayuntamiento saca a concurso, por primera vez, la prestación del servicio postal con el objetivo de ahorrar 100.000 euros anuales a las arcas municipales.

1

Nadie acierta a dar una cifra, ni siquiera aproximada, pero lo cierto es que el Ayuntamiento de Segovia envía, cada año, miles de cartas a los ciudadanos, muchas de ellas, como las multas de tráfico, certificadas. El gasto en servicios postales supone al consistorio cerca de 300.000 euros anuales, una cifra nada despreciable para las mermadas arcas municipales.

Empujado por la necesidad de ahorro, el Gobierno municipal ha decidido sacar a concurso público la prestación de los servicios postales generados en el ámbito del Ayuntamiento; una tarea que, hasta ahora, en virtud de un convenio, que se renovaba cada año, venía desempeñando Correos y Telégrafos. «Hay más empresas interesadas en hacerse con los servicios postales del Ayuntamiento, hay competencia y el Ayuntamiento puede ahorrar a los segovianos un buen dinero», afirma el concejal de Hacienda, Alfonso Reguera, que recuerda que, hace casi dos años, el consistorio ya ofertó su servicio de telefonía (se adjudicó a Movistar), logrando un contrato más barato y en condiciones más ventajosas.

El Ayuntamiento ofrece a las empresas interesadas un contrato por dos años, prorrogables por dos años más. El presupuesto estimado para los cuatro años es de 1.198.992 euros (990.902,48 euros sin Iva); lo que supone unos 250.202 euros anuales (247.725,62 euros sin Iva). «La cantidad es importante y confiamos en que haya empresas interesadas y buenas ofertas», añade Reguera. El concejal tiene esperanza de que, con este concurso, la factura, con respecto al anterior contrato, se reduzca en un 50%; lo que supondría un ahorro de casi 100.000 euros anuales.

Experiencia

El ‘nuevo cartero’ del Ayuntamiento de Segovia debe acreditar sobrada experiencia. Entre otros requisitos, la empresa debe disponer de «autorización singular» para la prestación de servicios postales incluidos en el ámbito del Servicio Postal Universal. Dado que el objetivo fundamental es el ahorro a las arcas municipales, el concurso primará la mejor oferta económica con un máximo de 70 puntos sobre 100. La última junta de Gobierno local aprobó el expediente de contratación, que contempla que las empresas pueden presentar sus ofertas desde hoy, 16 de marzo, y hasta el próximo 24 de abril.

Primero fue el servicio de telefonía y ahora el servicio postal. «Queremos sacar a concurso público la mayoría de los servicios que recibe el Ayuntamiento«, anuncia el concejal de Hacienda. Serán aquellos servicios que generen competencia. «La electricidad, los seguros, el correo, son servicios que generan ahorros sustanciales, pero otros quizá no merezca la pena», añade. En el catálogo de servicios que quedarían exentos de salir a concurso público estaría la reparación de los vehículos. «La diferencia económica entre mantener un contrato con un taller o hacerlo con otro, tras un concurso público, no es sustancial y lo que interesa es que cuando un coche policial tiene una avería se arregle lo más rápidamente posible», añade. En todo caso Reguera sostiene que los técnicos municipales están revisando todos los servicios y suministros que recibe el Ayuntamiento para sondear la posibilidad de abrir nuevos concursos públicos que permitan ahorros a las arcas municipales.