Mesa de la campaña ‘La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras’ instalada a las puertas del Hospital General. / KAMARERO
Publicidad

El Sindicato de Enfermería, Satse, ha vuelto a salir a la calle en Segovia con el objetivo de seguir recabando las 500.000 firmas necesarias para que la Ley de Seguridad del Paciente que está impulsando, a través de una Iniciativa Legislativa Popular, sea debatida y aprobada en el Congreso de los Diputados en los próximos meses.

La secretaria provincial de Satse Segovia, Miriam Rubio Moral recuerda que la campaña comenzó el pasado mes de septiembre, se mantiene latente a diario en centros de salud y en el Complejo Asistencial y se prolongará durante los meses de verano para lograr que se lleve a cabo un debate parlamentario sobre la implantación de una relación mínima del número de pacientes que debe atender una enfermera, con el fin de mejorar y garantizar la seguridad en la atención sanitaria.

Miriam Rubio asegura que los segovianos son muy receptivos y comparten esta propuesta que ayer volvió a hacerse visible a las puertas del Hospital General.

Las delegadas de Satse en Segovia han recogido 1.900 firmas de adhesión a la campaña ‘La Sanidad que merecemos. Ley de ratios enfermeras’, que capta la atención de los cuidadanos con la pregunta “¿Crees que cinco enfermeras pueden cuidar de mil personas?”.
Además de pedir su firma, a todas las personas con las que hablan los delegados de Satse se entrega un folleto informativo y explica que Segovia se encuentra muy lejos de la media de países europeos al tener 2,5 enfermeras por 1.000 habitantes, mientras que “en la Unión Europea en Europa es de 8,8”, comentaba Miriam Rubio. “Se necesitan —añadía— más de 500 enfermeras y enfermeros en Segovia para alcanzar, al menos, la media europea”.

La falta de personal que arrastra la provincia provoca, según los estudios del sindicato, que la media de pacientes que son atendidos por un solo enfermero o enfermera en un hospital es de hasta 18 cuando la ratio segura y adecuada no debería superar los 8 pacientes, o que en los centros de salud estos profesionales tengan una población asignada de hasta 2000 pacientes.

Miriam Rubio indicaba ayer que según una encuesta realizada por Satse “nueve de cada 10 españoles (92%) consideran necesario que se garantice la seguridad en la atención sanitaria a través de esta Ley”. Además cerca de nueve de cada diez consultados cree que el hecho de que solo haya cinco enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes en España afecta negativamente a la calidad de la asistencia que reciben y conlleva más riesgos de sufrir complicaciones, errores involuntarios de los profesionales o demoras en la asistencia.