Sanción para un soldado por desobedecer una orden dada por Whatsapp

1559

Un soldado perteneciente a la Academia de Artillería de Segovia ha sido sancionado por no obedecer una orden trasladada por su superior a través de la red de mensajería telefónica Whatsapp.

El director de Enseñanza del Ejército de Tierra impuso una sanción de diez días de multa a su subordinado, por una falta disciplinaria grave consistente en no atender las instrucciones que le mandaba por el teléfono.

Según la información publicada por el diario El País, el instructor acusó al soldado de no cumplir la orden de un sargento que le designó el 26 de noviembre de 2016 como conductor de un autobús que debía llevar a una comisión de alumnos al tanatorio de Tres Cantos, en Madrid, con motivo del fallecimiento de un exdirector de la academia.

Según el expediente, la orden se transmitió por el grupo de Whatsapp al que pertenecían los miembros de la unidad “con carácter voluntario” y que se usaba, “de forma acordada y aceptada”, como “medio habitual para la transmisión de órdenes”.

Por el contrario, la defensa del soldado alega que un grupo de Whatsapp no tiene carácter confidencial y puede ser manipulado. “No es un medio idóneo, ni legítimo y, menos aún, autorizado para transmitir órdenes del servicio”.

También alega que el mensaje no se puede considerar una orden pues no se hizo por el conducto adecuado ni era una notificación expresa, individualizada ni motivada como hubiera requerido, más aún siendo fuera del horario de trabajo. Según el instructor del expediente, se da la circunstancia de que el móvil que aportó el sargento que denunció la desobediencia no fue el suyo propio sino el de otro militar.