San Frutos, sobre ruedas

Cientos de moteros participaron en la segunda edición de la motada de San frutos en una jornada donde reinó el buen tiempo

La segunda Motada de San Frutos organizada por EL ADELANTADO DE SEGOVIA ha sido un éxito de participación y organización. Más de dos centenares de moteros se pusieron ayer en marcha a las nueve y media de la mañana desde Zamarramala, donde los participantes disfrutaron de un desayuno energético, en el Bar Restaurante La Postal, a base de chocolate caliente y churros, para disponerse a recorrer una de las rutas por carretera más bonitas de toda la provincia, hacia la ermita de San Frutos.

Con unas temperaturas que alcanzaron los 27 grados, los cientos de participantes disfrutaron de una jornada en la que el buen tiempo hizo aun más agradable si cabe la mañana de ruta en moto.

A través de esta iniciativa, que parte del proyecto del nuevo Camino de San Frutos, promovido por este diario, en colaboración con la Diputación Provincial, segovianos y visitantes tienen la oportunidad de vivir y disfrutar de la provincia, en este caso sobre una moto. Se trata de un espectacular recorrido por carreteras secundarias, que atraviesa una de las joyas naturales de la provincia, las hoces del río Duratón, y gracias al cual, se puede disfrutar del paisaje rural menos conocido de la geografía segoviana..

La ruta partió de Segovia, después de realizar la foto de familia en Zamarramala, y a partir de ahí las carreteras de la provincia llevaron a la larga cadena de moteros a recorrer, entre otros pueblos, Turégano, Cabezuela y Cantalejo.

Las motos “invadieron” la provincia entre la expectación, los saludos e incluso los aplausos de sus vecinos. “Máquinas” de grandes dimensiones y cilindradas, desde varias Harley Davidson, hasta una BMW 1600, pasaron por estos pueblos, animando un tranquilo domingo de verano. En Carrascal del río tuvo lugar el primer avituallamiento a base de bocadillos de panceta acompañados de un refresco. La localidad mostró su apoyo a actividades como la Motada, que benefician al pueblo y a toda la zona, atrayendo a muchos turistas. Esta pequeña villa ofreció a todos los moteros su hospitalidad y agradeció el paso de esta ruta por el pueblo.

Tras el almuerzo, y el primer cambio de impresiones con los colegas, la motada se puso de nuevo en marcha para continuar por Villaseca, hasta el cruce desde donde se llega hasta la ermita de San Frutos, para regresar de nuevo a Torrecaballeros. Allí, los moteros tomaron fuerzas en el vermú, esperando a que los cocineros ultimaran la abundante paella que se estuvo preparando durante toda la mañana en el parque. Y a las tres en punto dio comienzo el reparto de la paella, con el sorteo de premios para los participantes en el postre.

La mayoría de los moteros coincidieron en destacar la buena organización y la espectacular ruta de la segunda Motada de San Frutos, al final del recorrido. De hecho, todos confían en que el proyecto tenga continuidad en próximos años. Además de ser una alternativa de ocio, esta actividad ayuda a promocionar la provincia, en este caso, en una zona que para muchos moteros es una gran desconocida. Reina, uno de los organizadores del evento, destacó la buena participación de esta segunda edición, y la buena marcha de esta motada que ya prepara nuevas ediciones.

Como en la primera edición, en la que el número de participantes fue similar a la de este año, la organización contó con todos los permisos necesarios y un dispositivo de seguridad que incluyó ambulancias y una veintena de motocicletas de apoyo, entre otros.

Los participantes e interesados en esta actividad pueden echar un vistazo en la página de la motada de Facebook (Segunda Motada Camino de San Frutos) y en el blog del Camino de San Frutos: http://caminodesanfrutos.org/ donde encontrarán resúmenes de la jornada.

FuenteA. M. 
Compartir