11_1-vandalismo
San Millán ha sufrido actos de vandalismo en el pasado, como pintadas y rotura de lunas en febrero de 2015. / E. A.
Publicidad

El barrio de San Millán acumula trece expedientes por consumo de alcohol en la calle, abiertos por la Policía Local desde 2015, uno de ellos, pendiente de tramitar, en el primer semestre de este año, según ha informado el concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada.

Ciudadanos consiguió que el pleno aprobase por unanimidad en la sesión del pasado mes de julio una moción en la que se instaba al Gobierno municipal a “reforzar el control del consumo de alcohol en la calle en el barrio de San Millán y en otros de la ciudad con la misma problemática”.

La portavoz de Cs en el Ayuntamiento, María José García Orejana, explicó entonces que vecinos de San Millán, especialmente en el entorno de la plaza de Doctor Gila, se quejan de que este verano han aparecido grupos de jóvenes que beben alcohol no en grandes aglomeraciones como las que se han producido en años anteriores en las zonas de la Hontanilla o de la primera curva del paseo de Santo Domingo de Guzmán, pero realizan esta actividad en las plazas y calles del barrio a plena luz del día, en presencia de niños, personas mayores, etc., lo que genera problemas de convivencia, porque además algunos orinan en la calle; de hecho la edil de la formación naranja mencionó un árbol en particular, con huecos, donde se puede comprobar la presencia de orines, lo que origina la presencia de malos olores, moscas, etc.

García Orejana califica de “preocupante” esta situación y, aunque admitió que es un problema complejo, en el que entra también la práctica del botellón —por ejemplo en fiestas populares— que se está abordando desde el Consejo sectorial de Salud, entre otros órganos municipales, informó de que en el caso concreto de San Millán se ha elevado una queja al Defensor de la Ciudadanía de Segovia, que la ha admitido a trámite y solicitó una mayor eficacia en la aplicación de las ordenanzas municipales de Convivencia y de Ruido.

En trámite

Por su parte, Torquemada explicó que, al igual que al Defensor de la Ciudadanía, la queja de vecinos de San Millán había llegado también a la Concejalía de Participación Ciudadana, que la ha tramitado a los servicios implicados, como la Policía Local, que adquirió el compromiso de reforzar la presencia de agentes en la calle.
Torquemada ha detallado que en 2015 se abrieron seis expedientes por consumo de alcohol en la calle en este barrio, dos en 2016 y cuatro el año pasado, al que se suma el iniciado este año hasta junio. En cualquier caso, el edil del Grupo Socialista asegura que los agentes del citado cuerpo municipal “están actuando” a pesar de las complicaciones que aparecen en estas intervenciones, ya que tienen que demostrar de forma clara que lo que se consume en la vía pública es alcohol.

Botellón

El problema del botellón es común a todas las ciudades y en Segovia en la actualidad no hay una zona concreta que concentre esta actividad, lo que no quiere decir que no se realice aunque de forma más dispersa, añade el responsable de Servicios Sociales, quien también quiso romper una lanza en favor “de muchos jóvenes segovianos que no beben alcohol” ni son responsables de los problemas de convivencia que Ciudadanos ha denunciado en San Millán.

En cualquier caso, desde el equipo de Gobierno insiste en que como Ayuntamiento la competencia en esta materia es sobre todo de carácter preventiva, volcada sobre todo en impedir el consumo de alcohol entre menores, a través de diferentes programas e iniciativas propias o en colaboración con entidades como Educación, Cáritas, etc. y con medidas trasversales puestas en marchas por diferentes concejalías, como programar actividades de ocio alternativo.