9_1-catorcena
Entrada del Santísimo, bajo palio, en el Convento de Corpus Christi. / E. A.
Publicidad

Con solemnidad y entre cánticos religiosos, la antigua parroquia de San Martín —hoy forma parte de la Unidad Pastoral Segovia Centro— protagonizó ayer domingo una procesión eucarística para celebrar su tradicional catorcena. Estuvo acompañada de muchos otros segovianos y especialmente de los integrantes de la Adoración Nocturna.

A la una de la tarde, con repique de campanas, salía el Santísimo de la iglesia de San Martín para hacer el breve recorrido hasta el Convento de Corpus Christi, donde hubo un breve acto religioso, con interpretación de un motete por el coro de las Madres Clarisas y el coro de Santa Clara. Después continuó por las calles Juan Bravo, Herrería y José Canalejas para regresar al templo por su puerta principal, donde se dio la bendición con el Santísimo. Antes, el párroco y dos sacerdotes oficiaron una misa solemne.

La catorcena se celebra en Segovia desde hace seis siglos en reparación por el acto sacrílego cometido por un sacristán en la desaparecida iglesia de San Facundo al sustraer una forma consagrada del sagrario. Las parroquias de la capital celebran cada 14 años de forma rotatoria una serie de actos litúrgicos que este año, la Junta de Catorcena de San Martín ha completado con otros culturales.

Compartir