El festival Circo El Peñascal tendrá su segunda edición el 8 de junio en el barrio de La Albuera. / Kamarero
Publicidad

Los barrios de San Lorenzo y de San José suman este año nuevos eventos culturales para toda la ciudad, y en especial para sus vecinos. Se trata por un lado de un festival de magia que tendrá lugar en el primero de ellos los días 27 y 28 de abril, y un espectáculo de danza española en el segundo, el 1 de mayo.

La alcaldesa Clara Luquero y la concejala de Cultura, Marifé Santiago, han avanzado que estas dos actividades se suman a la programación que la Concejalía lleva a cabo en otros barrios, como el Festivalito de Nueva Segovia, que este año se alcanza su 10ª edición y se celebrará el 27 de julio, de nuevo en el Parque del Reloj, cuyo auditorio al aire libre será a su vez escenario del tercer ciclo musical del 23 al 25 de agosto; el Circo Peñascal, en el barrio de La Albuera, que repite, en esta ocasión el 8 de junio, tras el éxito alcanzado el año pasado; los Encuentros de Mujeres Músicas ‘María de Pablos’, que tendrán lugar en Santa Eulalia en septiembre o el ciclo 921 Distrito Musical, impulsado este año por la Fundación Don Juan de Borbón, con conciertos de música clásica en distintos barrios y con una extensión en varias localidades de la provincia.

Luquero ha recordado que también se han programado conciertos y otras actividades en lugares recuperados con intervenciones artísticas urbanas como el primer patio del barrio de San José o el de la plaza Fernán González (el de la pirámide), en San Millán.

Una plaza mágica

El nuevo festival que se celebrará el último fin de semana de este mes de abril lleva por nombre ‘San Lorenzo, una plaza mágica’ y estará precedido en los días anteriores por espectáculos de magia social que se desarrollarán en centros educativos, de mayores y de personas con diversidad o capacidades diferentes.

El sábado 27 se ha programado por la mañana un taller al que seguirá después el espectáculo de la brujita Patri Zenner, con su bicicleta y dos personajes, el elfo Olmo y la lechuza Alba. A continuación, habrá un número de magia y humor con el mago argentino LeBart, que combina disciplinas como el stand up, clown, malabares, en contraste con su personalidad sorpresiva, un excelente dominio corporal y un gran carisma.

Esa misma tarde se celebrará la gala ‘Los grandes de la magia’, con Mag Marín (Granollers, 1989), ganador del Premio Nacional de Magia España (2014), Premio Nacional de Magia Francia (2015), así como el gran Galardón Magicus (2012) o vencedor de la primera edición del programa de TVE Pura Magia. El espectáculo se completará con la intervención de Jammes Garibo, especialista en grandes ilusiones o magia de gran formato.

El domingo 28 tendrá lugar la Caravana Mágica, de la mano del mago segoviano Héctor San Segundo, quien ofrecerá una experiencia distinta, la magia de los viajes imposibles, con pases limitados a un aforo de 20 personas que se repetirán durante la mañana y la tarde.

Como una master class

En cuanto al espectáculo de danza española que se ofrecerá en la plaza de San José el 1 de mayo, coincidiendo con la fiesta patronal del barrio, se trata, según la alcaldesa y la concejala de cultura, de una puesta en escena de diferentes géneros “en la que el guía, el profesor, es a su vez un grandísimo bailarín”.

Quienes asistan esa mañana a este evento “tendrán ocasión de ver cómo se prepara un espectáculo que en sí mismo es un espectáculo, con el truco de que supuestamente se trata de una master-class”, explica Santiago, que confía en que la plaza se llene de público.

“La gran fiesta de la cultura”

Tanto la alcaldesa como la concejala insisten en que esta programación en los barrios tiene por finalidad acercar la cultura a todos los barrios de la ciudad y hacerlo en formato abierto a todos los ciudadanos.

Marifé Santiago comenta, además, que toda esta programación gratuita en espacios al aire libre “es muy social” porque lo que pretenden es que nadie se sienta excluido. “Son para un público familiar porque se preparan pensando en la convivencia de todas las edades”, añade la edil de Cultura.

“Todo está muy pensado para que los más pequeños, los mayores y los más mayores descubran que la cultura es mucho más que entretenimiento y por eso hemos incorporado, por ejemplo en el ciclo Distrito 921, la idea de que cuando se programa en lugares que no son habituales hay que hacer una labor pedagógica para que quienes no están acostumbrados vean que la gran fiesta de la cultura es de todos y para todos y si alguna vez alguien se siente excluido, porque piensa que no le corresponde, es porque no se lo han contado bien. De ahí que en estos conciertos, haya una introducción explicando lo que se va a escuchar después”, sostiene.