Publicidad

Mas allá de la urgente sustitución de los vehículos, el nuevo servicio de transporte público no ha dejado indiferente a los segovianos. Los cambios en las líneas y en las frecuencias de los servicios en vigor desde el 1 de abril siguen siendo motivo de queja y controversia en muchas zonas de la capital, como en el caso del barrio de San Lorenzo, donde ya han hecho público su  malestar por los cambios en los recorridos de las líneas que pasan por el arrabal.

Félix Maroto, presidente de la Asociación de Vecinos ‘La Parrilla’, asegura que  esta  “es una vieja reivindicación” vecinal, ya que “gran parte del barrio queda sin servicio” cuando se suceden cortes de tráfico, dejando únicamente la Vía Roma como acceso para los vecinos que tienen que tomar el transporte público.

Así, señaló que los vecinos proponen que el autobús pueda acceder por la calle Las Nieves y recorrer las zonas más  transitables con el vehículo por el barrio, aunque esta idea cuenta con un informe negativo por parte de los técnicos municipales, que  desaconsejan esta posibilidad debido a los problemas de circulación que puede originar.

El presidente considera que las pegas “son inferiores al servicio, y soluciones hay, pero intención de ponerlas en marcha no sé si hay”, y señala que el trazado propuesto desde la asociación de vecinos no sólo acortaría el trayecto, sino que haría más accesible a los ciudadanos el servicio de autobuses. “Hay que tener en cuenta que en la zona más baja del barrio viven personas mayores –explica Maroto- a las que tener que coger el autobús en la Vía Roma no les  resulta fácil, lo cual dificulta en gran medida su movilidad”.

Por otra parte lamenta que los cortes de tráfico realizados ayer con motivo de las obras de asfaltado en algunas zonas de la ciudad alteraran sin previo aviso el trazado de las líneas de autobús en el barrio. Así, señala que si bien es cierto que en la aplicación para teléfonos móviles que tiene el transporte público si se registraba esta incidencia, “las personas que no tienen internet en sus teléfonos o desconocen esta tecnología no estaban informadas, y lo lógico hubiera sido instalar carteles anunciadores en las paradas y zonas del recorrido que se vieran afectadas”.