12_1nerea-holi-party
Los jovenes disfrutaron del 'holi party'. / NEREA LLORENTE
Publicidad

La participación activa en las fiestas de San Lorenzo exige compromiso y preparación. Así lo entienden desde hace décadas los vecinos del arrabal segoviano que toman las calles y plazas de su barrio para vivir intensamente hasta el último minuto de todas y cada una de las actividades del intenso programa que en la edición 2018 comenzó ayer, aunque no será hasta hoy cuando se de el banderazo de salida a las fiestas con el tradicional desfile de peñas y el pregón.

Para abrir boca,  nada mejor que engalanar  el barrio con luces , guirnaldas y lianas en los lugares  más emblemáticos, así como participar en el divertido y colorista ‘Holi party’ en la plaza de toros portátil, donde los polvos de colores convirtieron el coso en un arcoíris multicolor en el que los participantes hicieron buena la filosofía de paz y amor que la religión hinduista da a esta peculiar ceremonia que se enmarca en el inicio de la primavera.

Para reponer fuerzas, o cargar pilas de cara a lo que se avecina,  la tortilla de grandes dimensiones elaborada por Casa Paco tras la inauguración de la iluminación sirvió como alimento compartido, y la jornada de prólogo de las fiestas concluyó a medianoche con  una discomóvil en la Plaza de San Lorenzo.

Pero la fiesta arranca hoy de forma oficial con el desfile de peñas, que a las siete de la tarde arrancará desde la Alamedilla  Mariano Contreras y que estará acompañada por la música de la charanga ‘Jarra y Pedal’. A su llegada a la plaza, sobre las 21,30 horas, tendrá lugar el pregón a cargo de la geóloga Juana Vegas, y ya por la noche el escenario será ocupado por la orquesta ‘La Huella’, que amenizará la primera de las verbenas de las fiestas.