08-1kama_Hospital-General-Consejero-Sanidad-Reunion-Medicos-Enfermeras_KAM2362
El gerente de Asistencia Sanitaria, el consejero de Sanidad y el delegado territorial de la Junta en una imagen reciente. / K
Publicidad

La Gerencia de Asistencia Sanitaria sostiene que Segovia cuenta con un médico más y ocho enfermeros más desde 2010 y que “la asistencia sanitaria de los ciudadanos de la provincia está totalmente cubierta”. De esta forma, la Administración sanitaria responde y quiere contrarrestar los datos difundidos la pasada semana por  la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Segovia (MedsapSg), si bien hay algunas variaciones en los periodos de análisis.

Según la Gerencia sanitaria, en el Hospital General se ha pasado de 242 médicos en 2010 a 245 médicos a fecha de junio de 2018 y en lo que respecta a las enfermeras: en 2010 había 335 y en junio de 2018 hay 332 más 3 plazas de enfermería reconvertidas a plazas de Técnico (de rayos y de laboratorio).

En Atención Primaria, la Administración indica que en 2010 había 223 médicos, pasando a fecha de 31 de diciembre de 2017 a 221. “En este caso hay que aclarar que la disminución de médicos entre 2010 y 2017 está motivada por la redistribución de efectivos que se hizo a nivel autonómico con el fin de equilibrar el número de tarjetas sanitarias con el nº de médicos”, precisa en una nota la Junta. En lo que respecta a las enfermeras se ha dado el 153 que había en 2010  a 164 en 2017, sigue detallando la Gerencia vinculada al Sacyl.

Finalmente, resume que se ha pasado de 465 médicos en 2010 a 466 en 2018 y de 488 enfermeras a  496, más la reconversión de tres plazas a técnicos. Además recuerda que en próximas fechas se van a incorporar más profesionales, como anunció el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

Camas

En su réplica, la Gerencia de Asistencia Sanitaria remarca que el índice de ocupación de camas del Hospital está por debajo del 70%, “lo que quiere decir que, al menos, un 30% de las camas está disponible habitualmente”. El índice de ocupación en 2012 fue del 66,51%; en 2013 del 71,01%; en 2014 del 69,92; en 2015 del 67,92%; en 2016 del 65,68% y en 2017 del 67,28%.

Los responsables de la gestión sanitaria en la provincia admiten que el sistema informático Medora “en el pasado ha dado problemas”, pero responden que “en el último año ha habido incidencias puntuales con poca repercusión sobre la actividad asistencial”.

En cuanto a la falta de servicios y el traslado de pacientes a otras provincias, la Gerencia manifiesta que “los más específicos y complejos y que normalmente aglutinan pocos casos, se atienden en centros hospitalarios de nuestra Comunidad donde estas especialidades se manejan de manera rutinaria, garantizando así el mejor servicio al paciente. No obstante en esta Gerencia seguimos incorporando servicios nuevos como son por ejemplo la Unidad de Ictus y la recientemente autorizada Unidad de Rehabilitación Cardíaca.