Publicidad

El Área Comercial Decalles propone un año más –y van quince- una original manera de recorrer y conocer Segovia a través de sus mejores delicias gastronómicas preparadas y servidas por los bares y restaurantes de la capital.

Ninguna excusa mejor que las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro para incluir esta peculiar ruta gastronómica entre las  alternativas de ocio festivo, enmarcada en la decimoquinta edición del Concurso de Tapas Decalles, en el que este año participan un total de 29 establecimientos hosteleros de la capital con otras tantas tapas surgidas del talento y la creatividad de sus fogones.

En una magnífica tarde-noche veraniega, la Casa de Abraham Senneor fue este año el lugar elegido para la presentación de este certamen gastronómico, al que acudieron una amplia representación institucional y de los comerciantes integrados en Decalles, que fueron los primeros en conocer algunas de las tapas candidatas al premio final.

Con la periodista Elena Rubio como presentadora del acto,  la inauguración del concurso fue un elogio a la labor creativa de la hostelería segoviana y a su esfuerzo por ofrecer a la ciudad lo mejor de su talento en forma de pequeñas piezas de alta cocina.

Así, la concejala de Patrimonio y Turismo Claudia De Santos resaltó que la tapa combina “el consumo de buenos productos con un modo social de relacionarse a través de la gastronomía”, y celebró que el inicio del concurso coincidiera con la celebración del Día Internacional de la Tapa como un signo de la sintonía existente entre los distintos actores de la hostelería y la gastronomía fuera de las fronteras de la provincia.

Además, señaló que hablar de gastronomía es “hablar de paisaje, paisanaje e identidad”, y aseguró que este concurso “es un escaparate estupendo que refleja lo mejor de la gastronomía de la ciudad”.

Por su parte, la diputada de Prodestur Magdalena Rodríguez aseguró que este certamen organizado por Decalles pone de manifiesto que Segovia “tiene todos los ingredientes necesarios para ofrecer una oferta gastronómica atractiva, como son el entorno, los productos y los restauradores, que en sus tapas consiguen ofrecer verdaderas obras de arte”.

El presidente de Decalles Javier Figaredo recordó que en estos 15 años de historia del concurso se han consumido cerca de 1,2 millones de tapas, un dato que no sólo habla de la aceptación del certamen gastronómico, sino del impulso que ha supuesto para la hostelería y el comercio de la ciudad. En este sentido, señaló que el concurso cuenta ya con seguidores fuera de Segovia que eligen estos días de fiesta para visitar la capital con la excusa de las tapas.

Hasta el 30 de junio, y a un precio de 1,70 euros (tres euros si se acompaña con un botellín Amstel), el concurso hace posible que Segovia tenga sabor de fiesta.

Compartir