07-1-ciudades-patrimonio-humanidad-25-aniversario-rey-felipe-avila
El monarca presidió el encuentro, en el que también participaron la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente. / el adelantado
Publicidad

El Rey Felipe VI felicitó a las Ciudades españolas Patrimonio de la Humanidad y destacó el papel que desempeñan y la labor que realizan para conservar, gestionar y promocionar “de manera sostenible” la conservación del rico patrimonio que atesoran.

Así lo manifestó ayer el Rey durante su participación en la Asamblea del grupo de Ciudades Patrimonio que este miércoles se reunió en Ávila para conmemorar los 25 años de su creación.

“Todos los españoles, y tantos millones de personas de todo el mundo que nos visitan cada año, debemos ser muy conscientes del esfuerzo y la labor tan sobresalientes” que el grupo ha desarrollado para “conservar, gestionar y promocionar de manera sostenible nuestro patrimonio, uno de los principales del mundo”, aseguró Felipe VI. Asimismo, el Rey subrayó que el “extraordinario” patrimonio histórico y cultural de España encuentra en muchas de las ciudades “su máxima expresión, no sólo su dimensión artística, arquitectónica o urbanística, sino, precisamente, la ligazón de estos valores con las personas y con la historia y la cultura” del país.

La intervención del monarca se produjo al final del acto, ante la presencia de los quince alcaldes de las Ciudades Patrimonio, una ciudades que, en palabras del Rey Felipe VI: “contribuyen, por un lado, a darle forma, auténtica, singular y abierta a nuestra idiosincrasia como pueblo, a la vez que suponen un valor intrínseco para la comunidad internacional, para la humanidad, al punto de merecer la consideración de Ciudades Patrimonio de la Humanidad”.

Por eso, Felipe VI reconoció sentir “auténtico orgullo al comprobar la fuerza, la vitalidad y la proyección” durante 25 años. “No quiero dejar de transmitir a los representantes de este grupo que nuestra sociedad reconoce ese esfuerzo y lo valora, y lo hace siendo consciente del gran activo económico y tesoro cultural que España tiene en su legado histórico”.

“El legado sigue gracias a vuestro trabajo y vuestra visión, lleno de vitalidad y de proyección de futuro”, y ofreció “ánimo y apoyo para darle continuidad y seguridad que garantice su transmisión a las futuras generaciones”.

Por todo esto el jefe del Estado aseguró sentir un “auténtico orgullo” al comprobar “la fuerza, la vitalidad y la proyección” adquiridos por el grupo, un cuarto de siglo después de su puesta en marcha por Ávila, Salamanca, Segovia, Santiago de Compostela, Cáceres y Toledo; y al que luego se sumarían otras localidades.

Felipe VI visitába por primera vez como monarca la capital abulense para asistir a este acto. Previamente atravesó la Puerta Santa del Convento de La Santa, con motivo del primer Año Jubilar Teresiano de la historia. En ese punto se congregaban numerosas personas con banderas de España a quienes saludó.

Después de ver la huerta de Santa Teresa, y por expreso deseo suyo, Felipe VI visitó el Museo Teresiano, situado en la cripta de la iglesia.

Compartir