Los niños disfrutaron con esta sesión de cuentacuentos en la sala infantil de la Casa de la Lectura. / Kamarero
Publicidad

Dentro de la programación infantil de la Casa de la Lectura, el domingo al mediodía hubo una sesión de cuentacuentos a cargo de Olegario el bibliotecario.

Un suceso terrorífico ocurrió la noche anterior a la visita de este personaje que acude a este espacio municipal al rescate con su revoltijo de libros.

Olegario es un poco torpe y en un descuido tropieza con su maleta dando pie a una aventura libresca.

La actividad fue muy bien recibida por un auditorio formado por niños entre 3 y 12 años.