Decenas de jóvenes acudieron disfrazados al acto de inauguración de las peñas. / Rocío Pardos
Publicidad

Música, disfraces, calor, pistolas de agua y muchos jóvenes y mayores con ganas de pasárselo bien fueron los ingredientes con los que se iniciaron ayer las Fiestas en Honor de la Virgen y San Roque en la entidad menor de Revenga.

Las peñas se hicieron desde primera hora de la tarde con el total protagonismo en las calles, llenando de color, bailes y buen ambiente la inauguración oficial de las agrupaciones. Muchos de ellos, jóvenes en su mayoría, aceptaron la invitación de la Asociación de Vecinos ‘San Sebastián’ y acudieron disfrazados a la cita. Trajes étnicos o logradas caracterizaciones de personajes televisivos fueron algunas de las galas que vistieron a los peñistas y dieron colorido al inicio de la fiesta.

Una fiesta cuyo inicio oficial se produjo horas más tarde, casi a la medianoche, con el pregón de Julio Jimenez Álvarez “Julito”. El deportista revengano, campeón del mundo, de Europa y de España de Policías y Bomberos y campeón nacional de tiro al plato, fue el encargado de inaugurar un periodo de fiestas que se prolongará hasta el próximo domingo 18 de agosto.

La coronación de las reina y damas de las Fiestas continuo los actos y precedió al muy musical final de la noche, a cargo de la Gran Orquesta Templo y la discomóvil, debidamente acompañadas por una ‘chocolatada’.