10_1_casa-lectura-rpardos
La intervención municipal incluye los pináculos y la espadaña de la cubierta de este edificio del siglo XVI. / Rocío Pardos
Publicidad

Restaurar los elementos ornamentales de la fachada y cubiertas de la Casa de la Lectura tiene un coste que el equipo de Gobierno municipal ha fijado en 13.786 euros, en base a la memoria valorada que aprobó la Junta de Gobierno Local el jueves pasado.

La alcaldesa, Clara Luquero, ha anunciado que está previsto acometer próximamente estas obras que afectan a pináculos, escudos y espadaña y reconoció que se trata de una intervención “pendiente desde hace tiempo”.

En este sentido, las primeras mallas se colocaron en 2006, cuando todavía el edificio era gestionado por la Junta de Castilla y León como Biblioteca Pública del Estado, para proteger una hornacina con la imagen de la Virgen de los Remedios, un escudo con las flores de Lis de los Borbones en la fachada principal y adornos heráldicos situados en la espadaña, así como los pináculos que rematan las esquinas. Posteriormente se renovaron las mallas pero nunca se ejecutó el anterior proyecto del Ministerio de Cultura.

“Las protecciones de estos ornamentos en mal estado de conservación, cubiertos desde hace años como medida de precaución debido a posibles desprendimientos, no se pueden retirar sin más; hay que hacer un estudio para averiguar el estado de la piedra y, posteriormente, consolidar los elementos que presenten riesgo de caer”, explicó la concejal de Cultura Marifé Santiago en diciembre a raíz de una pregunta de la edil de Centrados en Segovia Esther Bermejo.

Santiago añadió entonces que ya se había solicitado un presupuesto a una empresa especializada para empezar las obras pero comentó que estas se ejecutarían en 2018 con cargo a la correspondiente partida del presupuesto municipal.

La intervención requiere de un informe previo de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, a la que se presentará la correspondiente memoria, “y si se recibe un informe favorable se procedería a la consolidación de los elementos ornamentales y, por lo tanto, a la retirada de las mallas”, según la edil.

Compartir