Resistencia cultural

La Real Academia de Historia y Arte de San Quirce celebró ayer el acto de apertura del nuevo curso con los objetivos de mantener las principales actividades y contar con los mismos apoyos que en el anterior

5

“El valor de una civilización se mide no por lo que sabe crear, sino por lo que sabe conservar”. Así comenzaba ayer su exposición la académica de San Quirce y profesora de la Universidad de Valladolid María Teresa Cortón de las Heras, encargada de pronunciar la lección inaugural del curso en la Academia de Historia y Arte.

Cortón eligió esta frase, del político francés Eduardo Herriot, para introducir el tema sobre el que iba a hablar: “De la catedral vieja a la catedral nueva: transmisiones artísticas y culturales”, pero estas palabras definen muy bien el trabajo de los académicos, en este momento catorce, y de las entidades que colaboran con la Academia, para ‘resistir’ en un momento de recortes y penurias si cabe todavía más acusados en el ámbito cultural. Una Academia que, no en vano, es heredera de la Universidad Popular que se fundara en los años veinte del siglo pasado y que ha pasado por distintos avatares en su historia ya casi centenaria.

Su actual director, Rafael Cantalejo, comentaba antes del acto a EL ADELANTADO, que la continuidad de la institución y de sus principales actividades, como el Curso de Historia de Segovia o el de pintores pensionados, así como de sus publicaciones, es posible gracias al esfuerzo personal de los académicos y de “amigos y profesionales del ámbito de la cultura y el arte que contribuyen a ello”. Añadía que se han limitado los gastos a lo indispensable.

Por su parte, el secretario de la Academia, Juan Luis García Hourcade, que hizo lectura de la memoria del curso pasado, comentaba también al diario que a la dedicación, sobre todo de tiempo, de los académicos, que no cobran por su labor, se suman aportaciones económicas de personas anónimas para determinadas actividades, junto a las contribuciones del Ayuntamiento de Segovia y de la Diputación y otras colaboraciones menores de entidades como el Museo Rodera Robles, el Patronato del Alcázar, etc.

García Hourcade hizo una relación de actividades que, junto a las ya citadas, forman las lecciones de arte o las razones poéticas, entre otras, o las organizadas por otras entidades en San Quirce, además del trabajo de defensa del patrimonio.

Entrega de títulos

La sesión pública de apertura del curso académico de la Academia de Historia y Arte de San Quirce se cerró con la entrega de los títulos a los nuevos académicos correspondientes (así llamados porque no residen en Segovia) y que son Ana Zamora Tardío, directora de la compañía de teatro Nao D’Amores; Fernando Vela Cossío, profesor de Historia de la Arquitectura y del Urbanismo de la Universidad Politécnica de Madrid; Luis Agustín García Moreno, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alcalá de Henares y miembro de la Real Academia de la Historia y Michael McGrath, hispanista y profesor de la universidad de Southern (Georgia, EEUU). Sólo pudo asistir García Moreno, que en la imagen aparece con el director de la Academia, Rafael Cantalejo San Frutos. / Juan martín