Reconocimiento social

La ONCE elige a Elena Padrones como la Vendedora del Año 2010 en Castilla y León.

1

Elena María Padrones Nieto fue elegida como la mejor vendedora de la ONCE del año 2010 en Castilla y León, un reconocimiento con el que la organización homenajea a aquellos vendedores que “más hayan destacado a lo largo del año dentro de un mismo ámbito de actuación”.

Padrones, a sus 37 años, lleva 16 dedicados a la venta del cupón en la localidad vallisoletana de Medina del Campo, según informaron fuentes de la ONCE a través de un comunicado.

Para seleccionar a un solo vendedor de entre su plantilla en Castilla y León, la ONCE tuvo en cuenta parámetros cuantitativos, como la media de venta o el porcentaje de ventas a través del TPV, el terminal punto de venta; pero también cualitativos, como su actitud en el puesto de trabajo, su grado de implicación en la vida institucional de la organización y su compromiso con la labor social, su simpatía y empatía con el público o la imagen que proyecta.

En el caso de la vendedora reconocida este año, destaca la “muy buena relación” que mantiene con sus clientes, así como su “carisma” entre todos los vendedores de Medina del Campo.

Por segundo año consecutivo, la ONCE realiza esta selección de Mejor Vendedor del Año como un reconocimiento hacia la plantilla de agentes vendedores de sus diferentes productos, que constituyen el punto de unión con sus clientes y la ventana hacia la sociedad en general.

Elena María Padrones forma parte de la plantilla actual de 720 vendedores que la ONCE tiene en Castilla y León, a través de la cual pudo obtener en 2010 unos ingresos de 63 millones de euros, de los cuales se destinaron 26 millones para gastos sociales y 30 millones al pago de premios de los productos de juego.

En la Comunidad de Castilla y León la ONCE y su Fundación dan empleo a más de 2.200 personas en diferentes sectores empresariales, además de su bien conocida actividad de venta de juegos.